BATMAN V SUPERMAN: EL AMANECER DE LA JUSTICIA (Zack Snyder, 2016)

Ya está aquí. Después de meses y meses de avances, rumores, desmentidos y muchas expectativas, Batman v Superman: El amanecer de la justicia ha llegado a nuestras pantallas. Está claro que esta película no existiría de no ser por el masivo éxito que está cosechando Marvel con cada entrega de Los Vengadores. DC y Warner han empezado con desventaja en esto de los universos superheroicos compartidos, y ahora intentan recuperar terreno para no quedarse sin un trozo del pastel, aunque la política que han seguido no ha estado exenta de controversia, ya que han ido siempre a rebufo de las producciones marvelitas, y aparentemente sin una planificación demasiado clara a largo plazo. ¿Habrán sido capaces de superar todos estos obstáculos? Sigan leyendo.

"Batman v Superman" tiene un arranque brillante (pese a la eterna repetición del origen de Batman) que nos remite directamente al final de El hombre de acero (Man of Steel, 2013), y que sienta las bases del estilo que seguirá el filme. La película tiene en su mayor parte un tono bastante adulto, tanto que probablemente su primera hora resulte aburrida para un público infantil. En este sentido me ha sorprendido para bien, pues logra acertar en algo tan complicado como dar seriedad a una trama que enfrenta a los dos superhéroes más famosos de DC. Vale que Christopher Nolan ya había establecido ese aire oscuro y adulto en sus películas de Batman, pero hacer lo mismo en una película que tiene que servir de introducción para la Liga de la Justicia sin que resulte ridículo tiene su mérito. Claro que esto lo logra sólo en parte, como veremos más adelante.
Por tanto, puedo decir que los tres primeros cuartos de la película me han supuesto una sorpresa muy agradable e inesperada, con un ritmo ascendente y una trama que, sin inventar nada nuevo, es ejecutada de un modo ciertamente estimulante y con alguna que otra sorpresa que no esperaba. El humor brilla por su ausencia pero tampoco lo echamos de menos gracias a que el guión (salvo algún detalle injustificado) consigue que nos enganchemos a la trama al aportar un enfoque muy diferente a lo que nos ha acostumbrado Marvel. Curiosamente, la película me funciona mejor cuanta menos acción hay en pantalla, lo cual no deja de ser extraño para una producción de superhéroes. Los efectos especiales cumplen con creces, sobre todo en las espectaculares secuencias iniciales.

Lamentablemente, cuando llegan los fuegos artificiales la cosa empieza a flojear, y todo lo que se había construido tan modélicamente comienza a crujir y chirriar de mala manera. La secuencia de la persecución del batmóvil resulta muy confusa y ya nos avisa de lo que podemos esperar en cuanto a escenas de acción. Creo que pesa demasiado la obligación de introducir tanto a Wonder Woman como a otros personajes. Entiendo que tiene que ser así, pero si todo se hubiera ceñido al enfrentamiento Batman-Superman la cosa hubiera quedado bastante redonda. Toda la acción del último tramo le cambia totalmente la cara a la película y la convierte en algo estándar, sobado y un tanto cutre. El mejor ejemplo de esto es la música que acompaña a Wonder Woman, que rompe radicalmente con el score del resto del film. No quiero entrar en detalles para no soltar spoilers, pero es una pena que nos quedemos con mal sabor de boca debido a toda esta parte final.

Vamos con el reparto. Una de las grandes polémicas se fraguó con la contratación de Ben Affleck para interpretar a Batman/Bruce Wayne. Desde el principio me pareció una elección adecuada, y viendo el resultado puedo afirmar que Affleck es un buen Batman, pero sobre todo convence como un Bruce Wayne que termina siendo el gran protagonista. Henry Cavill continúa en la misma línea que en "El hombre de acero", y poco a poco se va afianzando como Superman pese a una cierta dificultad a la hora de cambiar el rictus. Aunque la chica lo intenta, Gal Gadot me parece una Wonder Woman bastante sosa y con poca entidad, sigo pensando que es un error de cásting. Por cierto, la voz que le han puesto en el doblaje es HORROROSA. Jesse Eisenberg, a pesar de contar con algunas de las mejores líneas de diálogo, hace gala de un histrionismo exagerado. A ratos parece que, en lugar de interpretar a Lex Luthor, esté intentando imitar al Joker. Tengo un problema con Amy Adams, y es que no consigo que me caiga bien. Para colmo, su Lois Lane resulta antipática y vuelve a tener las mismas habilidades que en "El hombre de acero", esto es, la capacidad para recorrer distancias enormes en unos minutillos.

Zack Snyder ha estado cerca de crear una gran película pero en última instancia no ha podido evitar la inercia corporativa. Algunas decisiones poco acertadas (aunque muchas de ellas son inevitables, al fin y al cabo) y un tramo final que queda muy por debajo del resto del metraje, terminan suponiendo un lastre importante para el conjunto. Aún así, el disfrute que me ha supuesto una gran parte de la película no me lo quita nadie. Eso sí, pensando en el futuro, me cuesta horrores pensar en una Liga de la Justicia que adopte el mismo tono que esta "Batman v Superman". Pero eso será otra historia.

Mi nota: 6,5

Comentarios

  1. La veré el sábado, de momento no leí tu reseña, luego te daré mi opinión.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me dirás, tengo curiosidad porque está causando un cisma más grande que el que cuenta la propia peli. Mucha gente a favor pero muuucha en contra!

      Eliminar
  2. Buenas!

    Justamente ayer publiqué la reseña de BvS en mi blog. Yo he sido más duro con ella, más que nada porque el inicio tampoco me encandiló.

    Buena entrada, como siempre.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario! Le has dado buenos palos jejeje!

      Saludos!

      Eliminar
  3. Me he retrasado pero ya estoy aquí. Hay muchas cosas para analizar pero no quiero extenderme, solo voy a comentar un par de cosas y ya.
    Yo voy a romper una lanza a favor de la peli, me ha gustado, la esperaba mejor y podría haber sido mejor claramente, pero me ha gustado en líneas generales.
    Intento quedarme con las cosas buenas y pienso que aquí se ha creado una base medianamente buena y sólida para el futuro de DC en el cine (la escena de la "visión" de Batman va a dar que hablar).
    El enfrentamiento moral entre Supes y Bat creo q no ha quedado mal, dentro de lo que cabe. La peli quiere centrarse en eso, menos la batalla final, q eso ya es la parte más friki (y q hace falta, leches, es una peli de superhéroes al fin y al cabo).
    Aquí me quedo.
    Mi nota sería un 7,5.

    P.D.: Nota mental: no tengo q dejarme llevar más por el hype para futuras películas....Asen, ya sabes q eso es imposible XDXDXD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra tenerte en el bando de los que hemos salido contentos. Yo también creo que el enfrentamiento psicológico entre los dos héroes está muy bien tratado, aportando un enfoque estimulante para ser una peli de superhéroes. La escena del desierto mola, espero que no se quede ahí y que puedan utilizar esa trama en el futuro.
      El hype es inevitable, pero dentro de lo posible intento mantenerme alejado de trailers y avances que suelen revelar más de lo que deberían.

      Gracias por tu comentario, un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

NAMELESS (Grant Morrison, Chris Burnham - Image)

THE DARK AND BLOODY en El Heraldo de Galactus

LA CHICA DEL TREN (Tate Taylor, 2016)