BEDLAM vol. 1 (Nick Spencer, Riley Rossmo - Image)


¿Es posible la redención para un asesino psicópata? Esto es lo que nos plantea Bedlam, serie de la editorial Image creada por el guionista Nick Spencer y el dibujante Riley Rossmo.
Prefiero no desvelar nada de la trama para que la descubráis por vosotros mismos, tan sólo diré que gira en torno a Fillmore Press, un individuo que años atrás atemorizó a la población de Bedlam como el asesino enmascarado conocido como Madder Red.


"Bedlam" es un intenso y adictivo ejercicio donde sobrevuela la eterna lucha entre bien y mal, representada en varios niveles. El guión de Nick Spencer presenta algunas situaciones muy comprometidas que ponen sobre la mesa algunos debates espinosos que elevan la obra por encima de la media. Pero no sólo se queda ahí, ya que "Bedlam" también es un hábil juego del gato y el ratón donde los roles se intercambian. Podríamos decir que estamos ante una obra de género policíaco, aunque sus numerosos momentos tenebrosos o grotescos la acercan al terror. De hecho, encontramos algunas semejanzas con otra obra de "Image" ya reseñada aquí, Muerdeuñas, aunque creo que el tono de ambas son diferentes y "Bedlam" lleva el tema del asesino un paso más allá. Como sucedía en aquella, uno de los grandes aciertos de la obra es el gran carisma del personaje principal. En mi opinión, no es sencillo crear un personaje tan ambigüo y retorcido como Fillmore Press/Madder Red y hacer que nos llegue a caer bien. Cierto es que desde el principio le vemos como un trasunto del Joker (y sin duda "The First" es el trasunto de Batman) pero llevado al límite. Su relación con la detective Ramira Acevedo está muy bien tratada y supone otro de los puntos álgidos del cómic, sirviendo además para descongestionar un poco y aportar notas de humor. La trama se nos narra entremezclando dos líneas temporales, una enmarcada en la actualidad y la otra diez años atrás, en la que se nos cuenta a modo de flashbacks lo que sucedió entonces.

El artista Riley Rossmo le da a la obra un aspecto sucio y a veces emborronado, pero su trazo funciona perfectamente para transmitir ese tono siniestro que desprende el guión. El dibujo de Rossmo está magníficamente complementado con el color de Jean Paul Csuka. Los continuos flashbacks de la obra están marcados por el cambio de color, y se nos muestran con tonalidades grises y un único color resalta, el rojo. Aunque es un recurso que ya hemos visto anteriormente, su efecto es sobresaliente.


Con unas gotas del Joker, otras de "La naranja mecánica", algo de "Dexter" e incluso críticas veladas al estamento policial, "Bedlam" se revela como una gran serie que engancha desde el principio. Oscuridad, suciedad, imágenes perturbadoras, humor negro, y una sensación inquietante hacia el protagonista hacen de esta obra una gran sorpresa.
Esta reseña es sobre el primer volumen, de momento inédito en España y que comprende los 6 primeros números de la serie. Hasta el momento sólo se han editado 11 números que se han recogido en dos volúmenes, y parece ser que los autores han dejado la obra en stand-by. Así que aprovecho para hacer dos llamamientos: uno a los autores para que le den continuidad, y otro a las editoriales españolas para que la publiquen.

Mi nota: 9

Comentarios

Entradas populares de este blog

NAMELESS (Grant Morrison, Chris Burnham - Image)

THE DARK AND BLOODY en El Heraldo de Galactus

LA CHICA DEL TREN (Tate Taylor, 2016)