NOWHERE MEN (Eric Stephenson, Nate Bellegarde - Norma Editorial)


Otro título de la reciente oleada de cómics de autor de gran calidad lanzados por Image Cómics, "Nowhere Men" es una obra de ciencia ficción con muchos detalles y matices que la convierten en algo especial.

El guionista Eric Stephenson nos plantea una historia trufada de pequeños detalles que nos van dando información sesgada sobre la trama principal. Al principio no sabemos muy bien por dónde van los tiros, pero poco a poco vamos completando un fascinante puzzle en el que cada pieza es una pequeña subtrama.
Lo mejor de la obra es el fascinante trasfondo que han creado los autores, en el que se nos presenta una realidad alternativa en la que la ciencia ha conseguido avances tecnológicos que han cambiado el mundo, dando como resultado una sociedad en la que los científicos son auténticos ídolos de masas conocidos en todo el planeta. No en vano el leit motiv de la obra es la frase "la ciencia es el nuevo rock and roll", y durante todo este primer arco vemos una clara analogía entre los cuatro científicos protagonistas y los Beatles. La locura que desatan estos científicos entre el público está claramente inspirada en el terremoto que supusieron los cuatro de Liverpool allá por los años sesenta.


La historia se nos cuenta de manera no lineal, y los continuos avances y retrocesos en el tiempo nos pueden confundir un poco al inicio de la obra, pero cuando ubicamos a todos los personajes vemos lo bien pensados que están esos saltos en el tiempo para que la trama se nos desvele poco a poco. El mimo que se ha puesto en crear todo este nuevo universo queda patente en todo este primer volumen, que está salpicado de páginas que recrean anuncios publicitarios de las distintas corporaciones científicas que se reparten el poder. La originalidad del diseño de estos logos y carteles es increíble, y parece directamente sacada de un auténtico estudio de publicidad. Además, también se intercalan numerosas páginas de revistas inventadas con artículos de opinión o entrevistas a distintos personajes que vemos en la obra. Todo esto, si bien pueden cortar el ritmo de lectura, sirve para enriquecer la historia y ofrecer un trasfondo de modo similar a como hizo Alan Moore en Watchmen.

El dibujo de Nate Bellegarde me encanta, pues logra dotar a todos los personajes de una gran expresividad y detalle, y recrea admirablemente el paso del tiempo en los rostros de todos ellos. Unido a un monumental trabajo en el color de Jordie Bellaire, en mi opinión estamos ante una de las obras más llamativas visualmente de la actualidad. Para rematar, todo el trabajo de carteles y logos publicitarios realizados por el estudio Fonografiks no merece menos de un sobresaliente.


Queda por ver cuál es el camino que toman los próximos números de "Nowhere Men", pero este primer volumen es una excepcional carta de presentación y deja la sensación de que el guión está perfectamente trabajado y medido. Ciencia ficción, conspiraciones, mutaciones, superpoderes y mucha intriga se mezclan en un cómic que es, ante todo, original. Muy recomendable.

Mi nota: 8,5

Comentarios

  1. Muy buen análisis, la verdad es que es un canto a la cultura pop y la gracia está en buscar la información que nos van dejando entre líneas en todos esos textos que van mezclados con la historia.
    De lo que leí el año pasado, lo que más me ha sorprendido y de lo que más me ha gustado.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, es una lectura muy fresca pero que no te lo da todo mascado y hace que el lector tenga que esforzarse un poco. Y eso me encanta.
    Muchas gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar
  3. "Queda por ver cuál es el camino que toman los próximos números de "Nowhere Men.""

    Pues mucho me temo que precisamente nos vamos a quedar por verlo durante muuuucho tiempo. La serie quedó en hiato (que no cancelada) tras este primer arco argumental porque el dibujante contrajo una depresión demoledora que le impide hacer nada. Se intentó continuarla con otros artistas, pero no funcionó. Bellegarde sigue luchando por recuperarse muy lentamente y ha publicado una sincera y emocionante carta en la web donde habla sobre su estado.

    ResponderEliminar
  4. Pues es una pena, Koniec. Esperemos que el hombre se recupere porque su dibujo es extraordinario y sin él no sería lo mismo. Gracias por comentar!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

NAMELESS (Grant Morrison, Chris Burnham - Image)

THE DARK AND BLOODY en El Heraldo de Galactus

LA CHICA DEL TREN (Tate Taylor, 2016)