Buscar en este blog

Social

29 de diciembre de 2016

BIRDEMIC: SHOCK AND TERROR en Terror.Team


Aprovechando la última semana del año, en la que se celebra el día de los inocentes, en Terror Team tuvimos la feliz idea de organizar un amigo enemigo invisible en la que cada uno de los miembros de la web nos "regalamos" una de las peores películas que se nos ocurren a quien nos haya tocado en gracia. Es una gran ocasión para convertirse en víctima y verdugo al mismo tiempo, de disfrutar enviando bazofias y sufrir al mismo tiempo con tu "premio". El caso es que el compañero Mario tuvo a bien otorgarme el visionado de una de las peores cosas que he visto en mi vida: Birdemic: Shock and Terror (2010), verdadera basura de proporciones infinitas cuyo visionado supone un esfuerzo titánico. Si tenéis curiosidad por leer mis impresiones y descubrir si "Birdemic" me ha dejado secuelas, podéis leer el artículo completo en el siguiente enlace, o pinchando en la imagen:



24 de diciembre de 2016

EL EXTRAÑO en Terror.Team


Durante los últimos años, Corea del Sur nos ha brindado una lista de thrillers memorables, demostrando que sus directores dominan el género de manera abrumadora. En Terror Team hablo de El Extraño (The Wailing), reciente obra de Na Jong-Jin que añade toques sobrenaturales al thriller, elevando la película sobre las demás. ¿La película del año? Posiblemente.

Podéis leer el artículo completo en el siguiente enlace, o pinchando en la imagen:



THE GODDAMNED en El Heraldo de Galactus


Crudeza, suciedad, salvajismo y desesperanza. No es eso lo que uno espera encontrar en una historia basada en relatos bíblicos, pero Jason Aaron y R.M. Guéra, el tándem creativo que repite tras Scalped, han decidido aportar esta nueva visión sobre una parte de la mitología cristiana.
Hablamos de The Goddamned, serie abierta de Image que sitúa este primer arco justo antes del diluvio universal.

Podéis leer la reseña completa en el siguiente enlace, o pinchando en la imagen:

The Goddamned, antes del diluvio



21 de diciembre de 2016

LA DONCELLA (Park Chan-Wook, 2016)


La joven Sookee llega a una gran mansión para trabajar como doncella de Hideko, una dama que está enclaustrada sin haber salido al exterior en años. La criada esconde un secreto, y es que forma parte de un plan para estafar a los dueños de la mansión. Sin embargo, pronto surgirán emociones que pondrán en peligro el plan.

Como podréis leer en la sinopsis, la trama de La Doncella (The Handmaiden/Ah-ga-ssi) parece totalmente propia de un telefilme de sobremesa de esos que nos ayudan a echar una siestecita. En manos de Park Chan-Wook, en cambio, tal historia se convierte en una de las películas del año. Estamos ante otro ejemplo del buen hacer que tienen los coreanos a la hora de mezclar géneros, ya que podríamos catalogar el filme como drama erótico, aunque el director subvierte el género introduciendo elementos de thriller, comedia o incluso de las historias de venganza con las que Park Chan-Wook saltó a la fama.

"La Doncella" está estructurada en tres actos complementarios pero bien diferenciados. Park Chan-Wook nos lleva de la mano contándonos una historia nada complicada durante el primer acto, con un tono desenfadado e incluso humorístico por momentos. Pero de repente nos sorprende con un golpe de efecto inesperado que nos deja confundidos. Durante el segundo acto se nos desvela la verdadera naturaleza de la película, que se remata en el tercer acto con las partes más truculentas aunque sin perder un fino humor negro que está siempre presente.
Aunque la película lleva el sello inconfundible del director, sorprende ver la delicadeza con la que Park Chan-Wook ha plasmado la historia de amor, otorgándole una naturalidad especial en las muy explícitas escenas de sexo. Podemos ver en este sentido cierta influencia de El imperio de los sentidos (Nagisa Oshima, 1976), aunque no veo aquí intención de crear controversia. El guión adapta una novela de la escritora Sarah Waters titulada Fingersmith (publicada en España como Falsa identidad), y ofrece interesantes recovecos que son aprovechados como nadie por el autor de Oldboy para engatusar al espectador desde el principio.

El virtuosismo en la dirección queda patente en el aire clásico que desprende la película, desarrollando un preciosismo visual y estético que puede recordarnos a Las amistades peligrosas (Stephen Frears, 1988), con la que también comparte la perversión oculta tras algunos personajes. Técnicamente la película es irreprochable, contando con una dirección artística esplendorosa y un minucioso cuidado por el detalle. Todo ello aderezado por una banda sonora imperial creada por Jo Yeong-wook, que con sus temas llena las imágenes con un aire a historia clásica de las grandes.

Supongo que a la mayoría le dirán poco o nada los nombres de los intérpretes de la película, pero ahí van ya que su trabajo está a la altura. Las actrices Kim Min-hee y Kim Tae-ri derrochan carisma y sensualidad a partes iguales, sustentando la película a menudo con sus miradas, gestos y complicidad. El principal contrapunto lo encontramos en los intérpretes masculinos Ha Jung-woo (The yellow sea) y Jo Jin-wong en dos roles muy diferentes que tienen su importancia aunque quedan eclipsados por los personajes femeninos.

Posiblemente sea "La doncella" una de las películas más accesibles de Park Chan-Wook por lo que resulta fácil recomendarla a todo el público en general pese a sus escenas subidas de tono. En mi opinión estamos ante un ejemplo de gran cine, muy clásico pero con el toque diferenciador de un director sublime.

Mi nota: 8

18 de diciembre de 2016

ANIMALES NOCTURNOS (Tom Ford, 2016)

El inicio de Animales Nocturnos es toda una declaración de intenciones. Una serie de bailarinas totalmente desnudas ejecutan unos sugerentes bailes en primer plano. Las bailarinas deben estar cercanas a los 200 kilos de peso, por lo que las imágenes, reproducidas en cámara lenta ante el sorprendido espectador, resultan grotescas y muy lynchianas. Este impactante arranque contrasta poderosamente con lo que veremos en el resto de película, ya que todos los personajes, sean principales o secundarios, aparecerán guapos y estilizados.

El debutante director Tom Ford (famoso diseñador de moda) parece querer ofrecer una crítica a lo superficial de la imagen y la esclavitud del ser humano moderno ante ella, aunque lo hace de una manera sutil y poco clara. La película alterna varias narraciones que, en realidad, son una misma. En una de ellas asistimos a las paranoias personales de una mujer que parece haber triunfado en la vida pero que se muestra tremendamente infeliz, perseguida por un pasado traumático. Un día recibe un manuscrito con una novela escrita por su antigua pareja. La narración de la novela será la otra gran protagonista de la película, convirtiéndose en una extraña metáfora de la historia personal de la mujer. Tom Ford logra que la contraposición entre ambas historias resulte intrigante, mostrando un gran contraste entre la frialdad y melancolía de una con la descarnada y a la vez contenida violencia cercana al western de la otra. El problema es que, aunque los continuos saltos en la narración están muy bien integrados, la metáfora que busca el director resulta, en mi opinión, algo confusa, convirtiendo la relación entre ambas tramas en algo poco claro. Es como si estuviéramos viendo dos películas al mismo tiempo, y da la sensación de que hubieran funcionado mejor por separado que mezcladas de esta manera.

Como no podía ser de otro modo proviniendo del mundo de la moda, Tom Ford aplica un filtro visual muy indie y muy limpio a la par que elegante. Esto queda muy bien en la trama más intimista, pero tal vez la parte de la novela pedía una imagen más sucia y polvorienta. En cuanto a los intérpretes, Amy Adams sigue con el buen tono que ya demostró en La Llegada (Arrival), convirtiéndose en uno de los nombres propios de este 2016. Jake Gyllenhaal también cumple con creces, aunque le veo un escalón por debajo de su compañera de reparto. Tal vez la poca sangre de su personaje le perjudique. Otro que acostumbra a no fallar es Michael Shannon, aquí bastante convincente como agente de la ley de vuelta de todo y casi deshauciado. Tal vez sea el apartado actoral lo mejor de la película.

En conclusión, creo que "Animales Nocturnos" está llena de buenas intenciones, pero considero que Tom Ford no ha logrado darle una cohesión total al guión. Por ello, termina siendo una película irregular que personalmente me ha dejado bastante frío pese al buen hacer del reparto.

Mi nota: 4

11 de diciembre de 2016

ÚLTIMAS ENTRADAS en Terror Team

La enorme cantidad de contenidos que mis compañeros de Terror.Team y yo mismo estamos generando (y unas merecidas vacaciones) me ha dificultado ir anunciando mis contribuciones de una en una, por lo que haré un pequeño resumen a continuación.


  • La buena gente de Platanobolígrafo tuvo a bien permitirnos acceder a una copia de La noche del virgen, debut en el largometraje del bilbaíno Roberto San Sebastián. Se trata de una película de difícil clasificación, que cuenta la historia de Nico, un joven dispuesto a perder su virginidad durante la noche de fin de año. Una enigmática mujer madura le llevará a su casa y dará comienzo una verdadera escalada de sexo, violencia y un incesante chorreo de líquidos y fluidos. 


  • Seguimos con una curiosa iniciativa, la I Semana Espacial Terror Team, en la que durante 7 días hemos ido colgando críticas de películas de terror ambientadas en el espacio. Siempre intentamos escapar de lo convencional, por lo que seguramente nuestra selección de títulos se parezca poco a la que podáis ver en otros sitios. Mi aportación fue Inseminoid (1981), un impagable exploit de Alien que mezcla elementos de terror claustrofóbico con subgéneros como el slasher, en decorados de cartón piedra. Os recomiendo también hacer un repaso a los títulos que mis compañeros han elegido, porque no tienen precio. 


  • Termino con House of Penance, un interesantísimo cómic publicado en Estados Unidos por Boom! Studios que se adentra en la misteriosa mansión Winchester. Con un dibujo excepcional, la historia nos impregna de la locura de Sarah Winchester, que decidió erigir un edificio con una arquitectura absolutamente delirante. Además de la reseña del cómic, podéis encontrar un resumen de la fascinante historia real de la Casa Winchester.


10 de diciembre de 2016

STRANGE FRUIT en El Heraldo de Galactus

Estamos en 1927, y la localidad de Chatterley, Mississippi, es una auténtica olla a presión a punto de explotar. Las incesantes tormentas están anegando el pueblo y amenazan con reventar el dique de contención construido, mientras que las tensiones raciales entre los habitantes están alcanzando un punto crítico. En medio de todo esto, un extraño artefacto se estrella cerca de la presa, y de él surgirá un ser que lo cambiará todo.

Esta es la premisa de Strange Fruit, miniserie de 4 números publicada en los USA por Boom! Studios y creada por Mark Waid y J.G. Jones. Y de ella hablamos con profundidad en El Heraldo de Galactus.

Podéis leer la reseña completa en el siguiente enlace, o pinchando en la imagen:




5 de diciembre de 2016

ALIADOS (Robert Zemeckis, 2016)

Con mucha curiosidad y sin saber por dónde irían los tiros, acudí a ver la última película de Robert Zemeckis pese a que, de sus últimas producciones, sólo tenía la referencia de El desafío (2015). Es este uno de los pocos casos en los que pude llegar a la sala de cine totalmente virgen respecto a la película, ya que la única información que tenía de ella era el póster y la sinopsis leída en algún medio. Puedo adelantar ya que he salido muy contento tras el visionado.

Con Zemeckis uno puede prever una esmerada producción a nivel técnico, una cuidada ambientación y momentos espectaculares. Lo que no me esperaba es encontrarme una película totalmente sobria, con muy escasos y breves momentos de acción pero con un tono de thriller clásico en el que la tensión va en aumento dentro de lo contenido que resulta todo. Estamos ante un thriller de espionaje con mayúsculas, nada de cosas tipo James Bond sino algo mucho más realista. El ritmo es sorprendentemente lento para un director acostumbrado a tramas trepidantes con poco respiro, pero la pausa que aplica aquí Zemeckis es perfecta para la historia que nos cuenta, deteniéndose cuando es requerido para ilustrar con detalle el trasfondo de la situación y los personajes. Se nota la experiencia del ya veterano director, porque todo funciona como un reloj sin tener que recurrir a estridencias. La ambientación es espectacular, y una vez más el director logra trasladarnos a la época en que transcurre la película de un modo increíble, mimando hasta los más mínimos detalles de vestuario, decorados y todo tipo de atrezzo.

El guión es obra de Steven Knight, que ya escribió cosas tan interesantes como Promesas del Este (2007), la serie de televisión Peaky Blinders o el thriller Locke (2013), que también dirigió. El libreto sin duda es el que marca el tempo de la película con maestría, ofreciendo una trama basada en dobles lecturas y que consigue enganchar al espectador desde el principio. Podría tildarse de ligeramente tramposo al ocultarnos información deliberadamente, pero supongo que ello es necesario para mantener la incertidumbre hasta el final. Tal vez lo único cuestionable sea la introducción de un lacrimógeno epílogo que, creo, se podían haber ahorrado.

La película se sustenta interpretativamente en el trabajo de Brad Pitt y Marion Cotillard. En mi opinión, encontramos aquí uno de los pocos puntos flojos de "Aliados". La actriz francesa está fenomenal, muy comedida pero sabiendo dotar a su personaje del necesario punto enigmático que le otorga el guión. Sin embargo, el trabajo de Brad Pitt se me antoja algo desganado, demasiado frío en comparación con su partenaire. Además, detecto algo raro en su cara (posiblemente el bótox) que parece impedirle hacer cualquier tipo de gesticulación.  

Es una grata sorpresa cuando un director de trayectoria tan larga y exitosa logra cogerte desprevenido ofreciendo algo que no esperabas. Y Robert Zemeckis me ha sorprendido con esta película tan sobria y elegante. Por mi parte, muy recomendada.

Mi nota: 8