Buscar en este blog

Social

30 de junio de 2016

EL HOMBRE PERFECTO (Yann Gozlan, 2015)

Mathieu es un joven que trabaja en una empresa de mudanzas pero que sueña con ganarse la vida como escritor. Tiene un libro terminado, pero es rechazado por una editorial que no ve ningún talento en él. Un día, teniendo que trasladar todos los enseres de la casa de un hombre mayor que acaba de fallecer, Mathieu encontrará un manuscrito que cambiará su vida.

Dicen tanto el director como el protagonista en sendas entrevistas que con El hombre perfecto (Un homme idéal) pretendían crear un thriller de atmósfera tensa y angustiosa. Aunque la premisa tiene potencial, en mi opinión no consiguen su objetivo, ya que la película se mueve dentro de un tono bastante europeo con el que no he conseguido conectar, resultando mucho más frío y desapasionado que la mayoría de thrillers americanos que nos llegan. Esto no impide que el ritmo de la película sea lo suficientemente adecuado para mantenernos interesados. Estamos ante una de esas cintas que puede disfrutarse medianamente, aunque la trama deja una sensación de déjà vu y al final nos queda un cierto regusto a telefilme. 

La dirección de Yann Gozlan es bastante plana, quedando totalmente supeditada a un guión que no termina de ser original y que puede recordarnos poderosamente a obras como El talento de Mr. Ripley. Tal vez lo más destacado lo encontramos en la interpretación de Pierre Niney, que resulta muy convincente en un papel complicado por la gradual transformación que requiere su personaje.

Lo que me llevó a ver esta película es la mención en alguna reseña del nombre de Alfred Hitchcock como gran inspiración para su creación. No sé cuál será la formación del crítico que hizo tal comparación, pero yo digo aquí y ahora que cualquier parecido de esta película con las del popular director británico es pura coincidencia, y aquí ni siquiera eso. "El hombre perfecto" es un thriller, sí, pero su impronta es bastante insustancial y al final queda destinado a ser consumido preferentemente en horarios de mediodía. Se deja ver, pero poco más. 

Mi nota: 5

27 de junio de 2016

THE BOY (William Brent Bell, 2016)

Greta es una joven americana que es contratada por un matrimonio mayor para hacer de niñera en la lujosa mansión de una villa inglesa. Al llegar al lugar, se encontrará con que Brahms, el niño al que ha de cuidar, es en realidad un muñeco de porcelana.

The Boy es la, a priori, interesante y llamativa nueva película del director William Brent Bell, que llamó la atención dentro de los círculos adscritos al found footage con sus anteriores propuestas, la infravalorada Devil inside (2012) y la fallida Wer (2013). Ahora, desmarcándose del formato de cámara en mano, nos presenta una cinta que mezcla un aire de cierto clasicismo con el estilo moderno del cine de terror. Y es que el inicio de la película ya nos trae reminiscencias del horror gótico que tanto exprimió la Hammer durante tantos años. La vieja mansión, retratada exquisitamente a nivel visual, resulta un decorado magnífico que nos hace albergar esperanzas de encontrar algo con sustancia, expectativas que sin embargo pronto se verán devaluadas.

La película se desarrolla dentro de unos baremos muy estándar, existiendo pocos aspectos en los que llegue a destacar sobre el resto de producciones del mismo tipo. Resulta muy decepcionante encontrar tantos elementos que pueden lucir y dar brío al conjunto utilizados de una manera tan estándar. El guión transita por caminos trillados y dirige sus pasos hacia los convencionalismos mainstream, alejándose conscientemente de aspectos turbios que, creo, le hubieran dado mucho más empaque a la cinta. Tal vez ello se explica porque estamos ante el primer guión de Stacy Menear que logra llegar al cine, y supongo que ha decidido arriesgar poco en su estreno.
Bajo mi punto de vista, nos encontramos aquí ante la típica película donde el desenlace arruina todo lo anterior que, la verdad sea dicha, tampoco es una maravilla. Ese tramo final es el que podría haber diferenciado a "The Boy", pero resulta sumamente predecible (y esto lo dice alguien a quien le cuesta horrores adivinar finales) y hace que se nos quede un sabor de boca bastante agrio.

Afortunadamente, la película cuenta con un puñado de virtudes que hacen que su visionado no sea una completa pérdida de tiempo. Durante la primera mitad de metraje, el director consigue cierta atmósfera gracias a un puñado de momentos donde se aprovecha muy bien al muñeco. Como ya sucediera en Annabelle (2014), se juega muy bien con las expectativas del espectador de ver a Brahms en movimiento, cosa que no se llega a mostrar en ningún momento. Pero todos sabemos que los muñecos de porcelana transmiten MUCHO mal rollo, y a eso sí que sabe sacarle partido Bell.
Tal vez lo mejor nos lo ofrece el apartado artístico y visual, gracias a un caserón recreado a la antigua usanza  y que, como decía, nos recordará a aquellas mansiones tan típicas de películas de tono gótico como las de la Hammer. Para concluir, tenemos a Lauren Cohan como una más que decente protagonista absoluta que no desentona en ningún momento. Y es que está más que acostumbrada a sufrir gracias a su papel en la serie The Walking Dead.

Tenemos por tanto con "The Boy" una producción que cuenta con un puñado de elementos que, bien manejados, podrían haber dado lugar a una gran pieza del subgénero de "muñecos malvados". Lamentablemente, y pese a que la cinta contiene ciertas virtudes, el director no ha sabido o no ha querido buscar el lado perturbador y tétrico que dichos elementos pedían a gritos, prefiriendo transitar caminos más cómodos pero mucho menos estimulantes.

Mi nota: 4

23 de junio de 2016

ALMÓNDIGAS DEL ESPACIO en El Heraldo de Galactus


Volvemos a escribir en El Heraldo de Galactus para hablar de una obra recomendable para todas las edades: Almóndigas del espacio del reconocido autor Craig Thompson (Blankets). Se trata de un colorido relato espacial sobre una niña que emprende la misión de encontrar a su padre recientemente desaparecido. Estamos ante una obra ligera con un dibujo fantástico que presta mucha atención a los detalles, y de la cual podéis leer la reseña completa en el siguiente enlace, o pinchando en la imagen:

Almóndigas del espacio, un regreso a la infancia



22 de junio de 2016

RESULTADO ENCUESTA "MEJOR PELÍCULA DE TERROR DEL SIGLO XXI"

Hace unas semanas propusimos en las redes sociales una encuesta para dilucidar cuál sería la mejor película de terror de lo que llevamos de siglo. Finalizado el plazo, la cosa quedó como podéis ver en la siguiente imagen:


Como podéis comprobar, Déjame entrar y Martyrs quedaron empatadas con el mismo número de votos. Para deshacer el empate, propusimos una nueva encuesta rápida en Twitter entre las cuatro primeras clasificadas. El resultado, con un total de 51 votos, dejó a "Martyrs" como ganadora absoluta. Los porcentajes de votos fueron como sigue:
  1. Martyrs: 37%
  2. Expediente Warren: 27%
  3. Déjame entrar: 20%
  4. La niebla: 16%

Por tanto, desde Dentro del Monolito coronamos a "Martyrs" como la mejor película de terror del siglo XXI. Curiosamente, es una de las pocas que no hemos tenido ocasión de ver aún, cosa que tendrá pronto remedio ya que le dedicaremos un merecido (o no) post próximamente.

¡Gracias a todos los que habéis tenido a bien participar!

20 de junio de 2016

RESULTADO DEL II SORTEO DE ANIVERSARIO


Se acabó la espera, llegó el día que todos estábais esperando, y es que ya tenemos un ganador para el pack que hemos sorteado, consistente en el Blu-Ray de Bone Tomahawk y el cómic Cluster. Y el ganador es....pinchad en el enlace para conocerlo!

Resultado II Sorteo de Aniversario Dentro del Monolito (vídeo)

¡Enhorabuena al ganador, y mil gracias a tod@s por participar!

15 de junio de 2016

CLUSTER (Ed Brisson, Damian Couceiro - Medusa Comics)


En el futuro, los seres humanos han colonizado varios planetas. Para conseguir mano de obra, se ofrece a reclusos la oportunidad de alistarse como soldados con la contrapartida de ver reducidas sus penas. Samara Simmons, encarcelada en el planeta Midlothian, se verá envuelta en una misión militar para repeler a unos invasores alienígenas. Pero, a medida que la misión se complica, todas las certezas se irán desplomando como fichas de dominó.

A todo el mundo le gusta disfrutar de una obra maestra, ya sea en una disciplina artística o en otra. Pero sin duda, para hacerlo plenamente es aconsejable elegir un momento en el que estemos descansados y totalmente despiertos para paladear cada detalle de dicha obra. En otros momentos, sin embargo, lo único que nos apetece es algo ligero que no nos exija mucho y que nos permita, simplemente, pasar un buen rato. Y eso es Cluster, ni más ni menos. Una historia de aventuras espaciales con un pequeño trasfondo de crítica social.


Aunque a una escala infinitamente menor, el guionista Ed Brisson (The Last Contract) desarrolla un miniuniverso con muchas reminiscencias al mundo Star Wars, al que nos recuerda en el tono aventurero del tebeo y también en la forma, al añadir a varias razas alienígenas que, en mayor o menor medida, aportan diversidad y colorido al asunto. También podemos encontrar similitudes con otro cómic actual, el Bitch Planet de Kelly Sue DeConnick en cuanto al concepto de "planeta-prisión" y al protagonismo de personajes femeninos. Si a todo esto le añadimos un toque bélico al más puro estilo de Starship Troopers, ya nos queda un producto definido en torno a unos baluartes reconocibles.

Cierto es que todo lo comentado denota una cierta falta de originalidad, pero la intención de Brisson no es otra que establecer unas bases sobre las que desarrollar una trama con mucha acción y un ritmo trepidante. Y ahí es donde "Cluster" juega su mejor baza, enganchando al lector con buenas dosis de acción y con un increscendo de acontecimientos que culminan cada número con un cliffhanger que nos obliga a seguir leyendo. Puede que el guión adolezca de ser a veces demasiado esquemático y que profundice poco en el desarrollo de muchos de los personajes, pero en mi opinión Brisson se las apaña bastante bien con el poco espacio de que dispone.

Al igual que el guión, el arte de Damian Couceiro (Sons of Anarchy) resulta plenamente funcional. No es un dibujo que destaque ni para bien ni para mal, pero en su sencillez resulta bastante adecuado para la historia. Couceiro simplifica a veces al ahorrarse los fondos, pero lo que hace lo hace bien. Además, su trazo se ve muy beneficiado por el color de Michael Garland, que adorna la acción con tonos vistosos y llamativos que le sientan muy bien a los lápices de Couceiro.


"Cluster" está editada en los USA por Boom! Studios, y ha llegado a nuestro país de la mano de Medusa Cómics, pequeña editorial que está optando por este tipo de cómic ligero pero tremendamente entretenido, como ya vimos con The Woods. Estos primeros cuatro números que componen el primer volúmen se hacen realmente muy cortos y dejan con muchas ganas de conocer cómo va a continuar la historia.
Estamos ante un cómic muy aventurero que, aunque no inventa nada, se lee con mucho agrado y nos ofrece un buen rato, siendo una lectura fresca y ligera idónea para cuando queráis desconectar de obras más sesudas y dejaros llevar por algo ágil y ameno.

Mi nota: 6,5

14 de junio de 2016

LISTADO DE PARTICIPANTES EN EL II SORTEO DE ANIVERSARIO


A continuación, publico el listado provisional de participantes en el II Sorteo de aniversario que celebramos en Dentro del Monolito. El listado se compone del nombre del participante y el método elegido para participar. Creo que estáis todos los que habéis pedido estar en el sorteo y cumplís los requisitos, pero os ruego que lo consultéis por si se me hubiese escapado alguien o hubiese algún error.

Miguel Ángel Menor (Facebook, Twitter)
@terrornopodcast (Twitter)
@ciruelasblog (Twitter)
@guardiaoscura (Twitter)
@elblogquefalta (Twitter)
@KillersSaint (Twitter)
Juan Carlos Pascual (Facebook)
@NenuialXV (Twitter)
@MacTrapo (Twitter)
@Banetes (Twitter)
Javier Arriola (Facebook)
@sinaudiencia (Twitter)
@Sir_Beltxi (Twitter)
David Cabello (Blog)
David Redondo (Facebook)
Jonathan Moreno Pizarro (Facebook)
Ángel Galán (Facebook)
@akhenatensocial (Twitter)
@cinefilosserie (Twitter)
@raffwylde (Twitter)
Agus (Blog)
Colablanca (Blog)
Unasote Rockandrollarmy (Facebook)
David A. Esteban (Yentelman) (Facebook, Blog)
@verobr77 (Twitter)
Asen Ahab (Blog)
Sara Jurado (Facebook)
Luis (Blog)
Manuel Domenech (Facebook)
@juanca50133898 (Twitter)
Mini Fu (Blog)
Pere Sbert (Blog)

Os recuerdo que el sorteo lo realizaré el lunes 20 de junio mediante la web Fluky.io. ¡Muchísimas gracias a todos!

9 de junio de 2016

UNFOLLOW en El Heraldo de Galactus


Tenemos nueva entrada en El Heraldo de Galactus, y en esta ocasión analizamos una de las series que se están publicando actualmente bajo el sello Vértigo de DC: Unfollow. Se trata de una interesante historia donde 140 personas seleccionadas al azar de cualquier parte del mundo reciben una aplicación en sus teléfonos móviles llamada "140". Con la aplicación viene un premio, ya que un multimillonario moribundo va a repartir su fortuna entre los 140 afortunados. Pero hay un pequeño detalle, y es que si alguien de entre los seleccionados fallece, su parte se repartirá entre los restantes. Cuanto menor sea el número, mayor la recompensa, con todo lo que ello implica.

Podéis leer la reseña completa en el siguiente enlace, o pinchando en la imagen:

Unfollow [Reseña]


8 de junio de 2016

EXPEDIENTE WARREN 2: EL CASO ENFIELD (2016)

Podríamos considerar a James Wan como el adalid del terror mainstream de los 2000, poseedor de un estilo muy característico que, poco a poco, parece ir convirtiéndose en estándar en los últimos años dentro del género. Las películas de terror de Wan han logrado cautivar al gran público dándole justo lo que pide hoy en día. El éxito del director asiático se vertebra en torno a una estructura básica, casi siempre consistente en crear una sucesión de escenas de creciente tensión y soltar entonces un gran bang en forma de golpe de efecto o sobresalto con su correspondiente subidón en la música para causar el mayor respingo en el espectador. Siempre apoyado en una cuidada estética y un esmerado trabajo de cámara, Wan parece haber dado con la tecla adecuada para mantener pegado al espectador a su butaca mientras se busca las vueltas para asustarlo una y otra vez. Ya desde cintas como Saw (2004) Silencio desde el mal (Dead Silence, 2007), el director se ha empeñado en trasladarnos la sensación de aquellas viejas ferias donde nuestros padres nos montaban en un cochambroso vagón para entrar en el terrible tren de la bruja, auténtico motivo de trauma para miles de niños. Y a fe que lo logra.

Expediente Warren: El caso Enfield (o lo que es lo mismo, The Conjuring 2) sigue al dedillo la estructura de su predecesora. Cambiamos de caso y de decorado (aunque la vivienda donde transcurre la acción guarda bastantes similitudes con la que vimos en la primera película) pero todos aquellos que vieron la primera parte sentirán una poderosa sensación de déjà vu. En este caso el expediente a tratar es el del duende de Enfield, un caso supuestamente real en el que unas niñas pequeñas eran acosadas y poseídas por un ente maligno. Curiosamente, las niñas que vivieron estos episodios terminaron confesando que todo era un fraude, cosa que se menciona en la película pero como un hecho menor.
Una vez más, asistimos a una cascada de acontecimientos que empiezan poco a poco y terminan precipitándose en un desenlace que, como ya ocurriera con la primera parte, personalmente se me antoja exagerado. El ritmo y el desarrollo de la trama también van de menos a más, consiguiendo entretener lo suficiente y mantener interesado al espectador. Además, hay que reconocer el espectacular trabajo de mimetización con el caso real, aspecto éste que podremos comprobar durante los títulos de crédito finales, en los que se nos exponen una serie de fotografías auténticas y su contrapartida cinematográfica. Y desde luego, el parecido es asombroso.

Patrick Wilson y Vera Farmiga vuelven a hacer un buen trabajo como el matrimonio Warren, creando una adecuada química entre sus personajes y, dado que se hurga bastante en la psicología de ambos, metiendo intensidad a sus interpretaciones cuando es necesario. Incluso el propio Wilson destapa sus dotes de cantante gracias a un número musical tan impecable como innecesario. Quisiera destacar también a Frances O'Connor, que sabe transmitir lo sufrido de su papel de madre y que, físicamente, me recuerda mucho a la Barbara Hershey de El Ente (Sidney J. Furie, 1982).

El principal problema que encuentro en esta película, y que hago extensible a buena parte de las películas del director, es que, una vez que conocemos su estilo, todo se hace ciertamente predecible. Los golpes de efecto están trabajados, faltaría más, pero llega un momento en el que por defecto nos aprendemos los trucos, y entonces el impacto que la película deja en nosotros termina siendo bastante pobre. Lo cual no quita para que disfrutemos de un auténtico festival de sustos, así que si lo que queremos es soltar adrenalina, "Expediente Warren 2" es perfecta.

Podríamos concluir afirmando que James Wan es un auténtico maestro del cine de terror moderno. Ahora bien, habría que diferenciar entre el terror de sustos y el terror de atmósfera, y es en el primero donde el director destaca. Personalmente prefiero un terror más sutil, más psicológico, que sea fruto de un ambiente malsano y crispante antes que este carrusel de sobresaltos que resultan tremendamente efectivos pero que no dejan una huella perdurable. Tal vez por ello en los antiguos parques de atracciones siempre me resultó más perturbadora la sala de los espejos que el tren de la bruja.

Mi nota: 6,5

7 de junio de 2016

II SORTEO DE ANIVERSARIO

Estamos de enhorabuena, ya que este extraordinario y maravilloso humilde blog cumple en estas fechas su segundo año de existencia. En estos últimos doce meses he intentado aumentar la actividad de la web escribiendo más y mejor (eso sólo vosotros podéis juzgarlo) al tiempo que he tratado de incrementar la presencia del Monolito en las redes sociales. Esto me ha permitido conocer a bastante gente, comenzar a colaborar en otras páginas y recibir colaboraciones en el propio blog. Siempre he dicho, y lo mantengo, que esto es algo que hago principalmente para mí mismo, como un ejercicio de creatividad y expresión simplemente para comprobar que soy capaz de hacerlo. Sin embargo, saber que hay alguien que te lee y a quien le gusta lo que escribes supone una satisfacción gigantesca. Y más aún, el comprobar que hay gente que quiere colaborar contigo de una u otra manera, eso es algo que me deja tan anodadado como feliz. Así que vaya desde aquí mi más profundo agradecimiento a todos los que habéis participado directa o indirectamente en este pequeño espacio, ya sea colaborando en un "Versus", comentando un post o interactuando en las redes sociales. Y por supuesto, mil gracias a todos los que me habéis invitado a colaborar en vuestros respectivos espacios, es para mí un honor y podéis contar conmigo siempre que queráis.

Pero basta ya de solemnidades, que ¡yo he venido a hablar de mi libro! Como ya sucediera hace un año, he decidido que la mejor manera de daros las gracias es sorteando un regalo. Y ya que últimamente ando un poco escaso de imaginación, voy a repetir el mismo esquema que entonces. Es decir, voy a sortear un pack de película + cómic. Mi intención era haber sorteado dos packs, o al menos haber incluído también un libro, pero ya que esto es un blog pequeño y no he conseguido que ninguna editorial o distribuidora me cediera ningún producto, me he visto obligado a limitarme a un ajustado presupuesto. Aún así, creo que el premio merece la pena.


El pack está compuesto por el Blu-Ray de Bone Tomahawk (película que ha llegado a España hace unos meses gracias a La Aventura) y Cluster (cómic de ciencia ficción editado hace apenas unos días por Medusa Cómics). De "Bone Tomahawk" hablé recientemente, se trata de un western que, a mi parecer, supone una de las propuestas más sugerentes del pasado 2015. A continuación pondré un enlace a mi reciente y entusiasta crítica sobre ella.
Sobre "Cluster" no puedo decir mucho ya que aún no lo he leído (aunque caerá muy pronto), pero os puedo contar que es una historia de ciencia ficción ambientada en un planeta-prisión donde un grupo de presos se verán obligados a colaborar para afrontar una situación complicada. Para más detalles, os remito a la fantástica reseña que el compañero Rafa J. Osuna escribió en El Heraldo de Galactus.

Opinión sobre BONE TOMAHAWK en Dentro del Monolito
Opinión sobre CLUSTER en El Heraldo de Galactus

Tenéis tres vías diferentes para participar, y son las siguientes:
-Vía Facebook: dar "me gusta" a nuestra página de Facebook  (https://www.facebook.com/dentrodelmonolito/) y compartir públicamente el post relativo al sorteo.
-Vía Twitter: ser seguidor nuestro en twitter (@dentromonolito) y hacer RT al tuit del sorteo o publicar un tuit que contenga el siguiente texto: Quiero el pack #BoneTomahawk + #Cluster del #sorteo que organiza @dentromonolito.
-Vía Blog: dejar un comentario en este post diciendo que queréis participar.

Podéis usar cualquiera de las tres vías, o las tres a la vez, aunque ello no da más oportunidades de ganar el premio.
El sorteo se realizará el día 20 de Junio a través de la web Fluky.io y el mismo día daré a conocer el ganador. El único requisito para participar es residir en territorio español.

¡Muchas gracias, y mucha suerte a todos!

APOCALIPSIS FRIKI: NOCTURNA 2016


Orgullosamente presentamos nuestra segunda colaboración con Apocalipsis Friki, uno de los podcasts más genuinos de todos cuantos pueblan la podcastfera. Allí llevan más de 200 emisiones entre programas completos y "píldoras" hablando de manera desenfadada de cine, series, cómics, manga, anime y videojuegos. Y de John Carpenter, auténtico género en sí mismo!

Vaya desde aquí mi mayor agradecimiento a Javier Arriola, que amablemente me invitó para charlar mano a mano sobre lo que pudimos ver y vivir en el último festival Nocturna de Madrid. Si os place, podéis darle una escucha en el siguiente enlace o pinchando en la imagen:

Apocalipsis Friki 184 - Festival Nocturna 2016


5 de junio de 2016

BONE TOMAHAWK (S. Craig Zahler, 2015)

El género del western ha ido evolucionando de una manera curiosa con el paso de los años. Como es lógico, las cosas han cambiado radicalmente desde los tiempos en que John Ford o Howard Hawks instauraran las reglas del género y estandarizaran una manera de rodar películas ambientadas en el lejano Oeste. Gente como Sam Peckinpah o Sergio Leone le robaron al western su ingenua epicidad y le dotaron de un estilo sucio, árido y violento con el que vivió una segunda juventud. En las últimas décadas se han producido unos cuantos intentos aislados de revivir el género (Bailando con lobos, Sin Perdón, Open Range) pero  lo cierto es que el western no ha terminado de recuperar su brío de antaño salvo en estas honrosas excepciones. Sin embargo, parece que las nuevas hornadas de directores vuelven a dirigir su mirada hacia salones polvorientos, sheriffs inmisericordes y llanuras desérticas. Títulos recientes como Los Odiosos Ocho, El RenacidoThe Salvation, Slow west o la futura In the valley of violence demuestran que el punto de vista a la hora de abordar una película del género ha ido escudriñando múltiples y novedosos ángulos. La inocencia del clásico conflicto que enfrenta a indios y vaqueros ha ido adquiriendo con el paso de los años múltiples claroscuros, pero queda claro que tanto su iconicidad como su poderosa imaginería visual siguen intanctas. Bone Tomahawk es una perfecta muestra de todo ello.

La ópera prima de S. Craig Zahler huye de la épica, pero al mismo tiempo abraza con gusto ciertos parámetros del género. El argumento no puede ser más prototípico, y a grandes rasgos nos plantea el rapto de una mujer y un ayudante del sheriff por parte de una desconocida tribu de indios. El sheriff irá en su rescate acompañado de un extravagante grupo formado por su viejo ayudante, un pistolero del pueblo y el marido de la raptada. La novedad respecto a otras propuestas viene de la mano de los misteriosos indios, que aquí son descritos directamente como "trogloditas" y que, como veremos más adelante, componen el elemento más polémico de la película.

"Bone Tomahawk" es un plato preparado con mimo, a cocción lenta e ideado para ser paladeado mientras prestamos atención a todos sus ingredientes. Su ritmo es lento pero tremendamente adecuado para preparar la explosión de sabor que nos deparará en su parte final. El tono empieza siendo amable, incluso un fino hilo de humor recorre buena parte del metraje, pero un malsano halo de inquietud se va haciendo presente poco a poco, como si fuera un ruido de fondo casi inaudible al principio y que va subiendo en intensidad hasta dejarnos sordos durante el enfrentamiento final. Es en este desenlace donde Zahler cambia de tercio para adentrarse en terrenos ciertamente más próximos al terror más feroz y visceral. Este controvertido segmento final podría ahuyentar a buena parte del gran público, pero en mi opinión sirve de perfecto contrapunto a la normalidad casi cercana al costumbrismo de que hace gala el resto de la película. Además, le otorga un necesario punto de impacto que, bajo mi punto de vista, eleva el filme por encima de la media gracias a su factor sorpresa. 

Pese a ser una película de presupuesto modesto, todos los detalles están cuidados al máximo, y aspectos como el diseño de producción, vestuario o una maravillosa fotografía brillan con luz propia para no desmerecer ante propuestas mucho más surtidas de dólares. 
Los mejores momentos del filme vendrán dados por la disfuncional partida de rescate, ya que cada uno de los personajes es un auténtico diamante en bruto pulido por actores en estado de gracia. Un Kurt Russell sobrio y finalmente cargado con un heroico estoicismo, un intenso y sufridísimo Patrick Wilson y un sorprendente y pintoresco Matthew Fox firman un auténtico recital interpretativo que cualquier espectador con un mínimo de inquietud sabrá apreciar. Pero en mi opinión, el que consigue robar la función no es otro que un extraordinario Richard Jenkins, que aprovecha con maestría el papel más agradecido y el que más simpático resulta de cara al espectador.

Aunque mucha gente se quedará con la impresión de abrumadora violencia del tramo final, conviene dejar claro que estamos ante un western con todas las letras. El género no está muerto, y lo demuestra el hecho de que nuevas generaciones de directores rebusquen en sus raíces para ofrecernos propuestas novedosas. "Bone Tomahawk" se convierte en uno de los máximos exponentes de las nuevas e interesantes miradas hacia el cine de vaqueros. Qué quieren que les diga, hacía tiempo que una película no me dejaba tan satisfecho.

Mi nota: 9

2 de junio de 2016

TIM GINGER en El Heraldo de Galactus


Hoy, en El Heraldo de Galactus, os hablo de una novela gráfica de 2015 creada por el británico Julian Hanshaw. Se trata de una melancólica mirada a la vida de un hombre de edad avanzada que vive en la soledad de una caravana en mitad del desierto. Por determinadas circunstancias, el pasado volverá a hacer acto de presencia enfrente de él.

Podéis leer la reseña completa en el siguiente enlace, o pinchando en la imagen:

Tim Ginger [Reseña]