Buscar en este blog

Social

28 de noviembre de 2015

FOUND FOOTAGE II EN GENBLOG.NET


Segunda parte de la serie de artículos que dedicamos al found footage en Genblog. En esta ocasión le dedicamos todo el texto a Paranormal Activity, repasando todas las películas de la saga y destacando su tremenda influencia en el género.

Podéis leer el artículo completo aquí: Found Footage II: Comienza la actividad.

¡Que lo disfrutéis!

27 de noviembre de 2015

THE LAST CALL 1 & 2 (Vasilis Lolos - Oni Press)



Sam y Alec, dos adolescentes que hacen una pequeña escapada nocturna, son de pronto abducidos y transportados a un lugar desconocido. A partir de ese momento, todo lo que les suceda irá adquiriendo un tono cada vez más extraño.

Lo primero que llama la atención sobre los dos volúmenes publicados hasta el momento de The Last Call es el reducido tamaño de su edición, casi de bolsillo. Esto, que a priori puede parecer una desventaja, en realidad es perfectamente entendible dada la clara influencia del manga en la obra. La historia que nos cuenta el griego Vasilis Lolos es, ante todo, sumamente original en todos sus elementos. Elementos que beben de múltiples fuentes, lo que convierte a esta obra en una estimulante amalgama que mezcla ciencia-ficción, terror, misterio, policíaco, humor, aventuras, y mucho surrealismo. El ritmo es muy bueno, y el guión consigue engancharnos proponiendo un misterio de difícil explicación. El lector asiste, entre perplejo y maravillado, a un desfile de situaciones rocambolescas y personajes grotescos y extravagantes. 


El primer volumen sorprende y resulta un producto bastante fresco, llamativo y cautivador tanto en guión como en dibujo. El problema viene en el segundo tomo, donde todas esas sensaciones se van perdiendo poco a poco, ya que el desarrollo de la trama empieza a irse por las ramas y a introducir situaciones que no parecen ir a ningún lado. Tal vez se puede explicar esto viendo que han pasado 6 años entre la publicación de ambos tomos.

El estilo de dibujo de Vasilis Lolos es muy llamativo, con un trazo muy manga y momentos puramente cartoon. "The Last Call" carece de color, cosa que el autor aprovecha muy bien, sobre todo en el primer volúmen, para crear ambientes tenebrosos con un gran uso del negro y el gris. Además, el diseño de personajes es brutal, muy detallista y tremendamente imaginativo. Ningún pero en este sentido.


Tras el impacto inicial, la sensación final tras leer los dos volúmenes es la de una historia alocada y muy surrealista que llega a resultar demasiado incomprensible. Este tipo de historias cuajan mucho mejor cuando no se alargan tanto, porque la premisa es muy original pero para desarrollarla el autor mete mucha paja que no va a ninguna parte. Hace poco reseñábamos Los Wrenchies, una obra también plagada de momentos raros pero en la que nos dábamos cuenta de que había un trasfondo oculto tras todo ello. Aquí eso no pasa y la sensación que deja es la de ir añadiendo situaciones bizarras sin una justificación adecuada. Aún así, recomiendo el primer volúmen y, si os gusta, tal vez podáis disfrutar de la continuación un poco más que un servidor.

Mi nota: 6

26 de noviembre de 2015

BITCH PLANET vol. 1 (DeConnick, De Landro - Image)


En un futuro indeterminado, las mujeres que no cumplen las normas sociales establecidas son enviadas a un planeta-prisión a cumplir condena. Allí, a un grupo de reclusas se le ofrecerá la oportunidad de ganar su libertad tomando parte en una competición deportiva.

Esta es la interesante premisa de Bitch Planet, serie creada por Kelly Sue DeConnick y Valentine De Landro para Image Comics. Estamos ante una historia que plantea un futuro distópico que puede recordarnos a algunas obras clásicas de la ciencia ficción. La carga de crítica social es muy elevada en "Bitch Planet", y se sostiene gracias a un fino humor negro que se manifiesta sobre todo en la última página de cada número, utilizada a modo de tablón de anuncios donde vemos una serie de mensajes publicitarios muy irónicos. Hay que decir que, aunque el mensaje que subyace en la obra tiende aparentemente hacia planteamientos un tanto feministas, en realidad el guión de DeConnick reparte para ambos sexos. Eso sí, siendo una historia con mujeres como protagonistas, está claro quién recibe la peor parte.
También es evidente la influencia de las películas exploitation del subgénero "mujeres encarceladas", cosa que queda patente, además de en unas secuencias típicas del género, en unas portadas muy setenteras.


Formalmente la obra nos remite a cómics de otras épocas, y no sé por qué me trae a la cabeza el nombre de Frank Miller. El dibujo de Valentine De Landro es muy funcional, pudiendo recordar al estilo que Charlie Adlard utiliza en The Walking Dead. Aunque no es un dibujo espectacular, la verdad es que funciona bien dentro de una historia muy de serie B. Hay que decir que el número 3 está dibujado por otro artista, Robert Wilson IV, que utiliza un estilo muy en la línea de De Landro. El color, obra de Cris Peters, también ahonda en un estilo retro, utilizando a menudo el recurso de los puntitos con que antaño se coloreaban los cómics.


De momento este primer tomo se revela como una interesante propuesta de ciencia ficción con elementos muy clásicos y con cierto espíritu de serie B. Habrá que ver cómo evoluciona, pero mientras todo no se vaya encaminando hacia un feminismo mal entendido, vamos bien.

Mi nota: 7

23 de noviembre de 2015

EL CLAN (Pablo Trapero, 2015)

El Clan es un decente thriller dramático argentino que nos cuenta una historia real, la de la familia Puccio, que se dedicó durante varios años a secuestrar e incluso asesinar a individuos con el fin de extorsionar a familias adineradas. Al tratarse de un caso auténtico, mi recomendación es no buscar información sobre ello para evitar spoilers en la medida de lo posible.

Si hay algo que sustente la película, es la portentosa interpretación de Guillermo Francella, que compone un personaje aterrador por la frialdad y la determinación que rigen sus actos. La presencia del actor es gigantesca, y su inquietante mirada logra estremecer haciendo de este patriarca del clan un personaje para recordar. Sólo por esta interpretación merece la pena el precio de la entrada. El resto del reparto está bastante bien, con excepción de Peter Lanzani, que interpreta el otro papel principal de una manera muy sosa, y que en ningún momento logra dar una réplica interpretativa convincente.

La dirección de Pablo Trapero es bastante apañada, y logra transmitir con bastante credibilidad lo que debió ser el día a día de los Puccio. El ritmo es bueno, y Trapero logra mantenernos interesados durante todo el metraje. Curiosa me resulta la elección de una banda sonora de estilo tarantiniano, con canciones que suenan en los momentos más destacables de la cinta. Aquí Trapero demuestra que no es Tarantino y, aunque algunos temas son acertados (ese Sunny Afternoon de los Kinks), la elección de otras canciones resulta algo desconcertante.

Creo que El Clan, sin ser una obra maestra, resulta en general una película bastante recomendable, de esas que te dejan con ganas de conocer más sobre el caso real que inspiró el filme. Por tanto, creo que logra su objetivo con creces.

Mi nota: 7

18 de noviembre de 2015

OUTER GOD (Luc Labelle, Daryl Toh)


Outer God es una novela gráfica creada por el guionista Luc Labelle y el dibujante Daryl Toh que podríamos englobar dentro del género de terror psicológico.
La trama versa sobre el descubrimiento de una pirámide en Egipto por parte de un equipo multidisciplinar. La historia se nos cuenta en principio de manera retrospectiva, ya que comienza con la novia de uno de los miembros del equipo recibiendo el diario de su chico en el que narra lo que han encontrado y las consecuencias de ello. El guión de Labelle introduce elementos de inspiración claramente lovecraftiana, al tiempo que nos cuenta la historia de un modo no lineal, con constantes saltos temporales. El ritmo es bastante bueno durante la mayor parte de la obra, pero durante el desenlace los continuos saltos entre distintas líneas temporales pueden llegar a confundirnos.


El arte de Daryl Toh entra muy bien por los ojos y, pese a su estilo juvenil, no encaja mal en una historia que es inequivocamente adulta. Tal vez ello le añade un mayor impacto a las escenas más visualmente truculentas. Además, el genial tratamiento del color añade un extra y le da un aspecto muy llamativo a la obra además de lograr trasmitir cierta sensación de opresión o agobio en las escenas que transcurren dentro de la pirámide.


Aunque la historia engancha desde el principio, finalmente se ve muy lastrada por un desenlace un tanto abstracto que deriva hacia una extraña alegoría sobre las relaciones de pareja, y que a mí no me termina de convencer. Tal vez no he llegado a comprender la dimensión completa de lo que nos quiere contar Labelle, pero toda la parte de las diferentes líneas temporales o incluso de realidades alternativas me ha resultado bastante confusa. Aún así, se lee muy rápido y tiene algunos momentos que funcionan bien.
Si estáis interesados, podéis conseguir este cómic (en inglés, eso sí) en Luc Labelle Comics o en Comixology.

Mi nota: 6

16 de noviembre de 2015

SICARIO (Denis Villeneuve, 2015)

Película muy alabada por la crítica pero que me resultado totalmente decepcionante. Tenemos en Sicario una historia de lucha encubierta contra el narcotráfico en el trasfondo de los cárteles mexicanos y Ciudad Juárez. El director Denis Villeneuve, tras la estupenda Prisioneros (2013) y la extraña Enemy (2013) no ha sabido aprovechar una trama con muchas aristas a la que se podía haber sacado mucha chicha.

La película se apoya en un par de escenas impactantes, pero durante el resto se olvida de conectar con el espectador y se hace muy aburrida. El ritmo es fundamentalmente lento, lo cual no tiene por qué ser malo, pero para una historia de estas características su efecto casi inmediato es la pérdida de interés. Pese al gran potencial que tiene todo en "Sicario", Villeneuve no consigue darle a la película la entidad necesaria. Por ejemplo, la profundidad de los personajes de "Prisioneros" era muy superior a lo que encontramos en "Sicario". Y hay un par de elementos que cantan mucho. ****SPOILER****Encuentro muy oportunista la inclusión del personaje del policía mexicano desayunando con su familia sólo para que nos de pena cuando se lo cargan.****FIN DEL SPOILER****
Especialmente flagrante es la manera en que se desperdicia el recurso de las cámaras de visión nocturna, dando como resultado una secuencia insulsa y carente de ritmo. Y eso que se suponía que "Sicario" era una intensa película de acción.

Estando tras las cámaras el señor Villeneuve (elegido para rodar la secuela de Blade Runner) esperaba mucho más, la verdad. No le doy una puntuación más baja porque los actores están bastante bien, en especial Benicio del Toro y Emily Blunt. Reconozco que no he conseguido entrar en la película en ningún momento, pero me gustaría saber vuestra opinión si os animáis a verla.

Mi nota: 3

13 de noviembre de 2015

HOLOCAUSTO CANÍBAL (Ruggero Deodato, 1980)

El antropólogo Harold Monroe investiga la desaparición de un grupo de documentalistas en la selva amazónica. Para ello, se trasladará a los mismos lugares que visitaron y encontrará unas bobinas de película que desvelarán el destino que sufrieron.

Hace años, uno podía entrar en aquellos santuarios sagrados llamados videoclubs y perderse en un sinfín de carátulas que generalmente prometían mucho más de lo que realmente daban. Entre todas ellas, siempre me llamó la atención la portada de Holocausto Caníbal por la impactante imagen (a veces cruzada por una banda que rezaba "censurado") de una mujer empalada. La crudeza y sordidez que avanzaba dicha carátula la convirtió para mí (y supongo que para mucha gente) en una cinta tan prohibida como atrayente. El caso es que pasaron los años, e incluso las décadas, sin que se me presentara la ocasión propicia para verla. Hasta ahora.

Lo cierto es que la película, aún en pleno 2015, me ha sorprendido en varios sentidos. Lo que más me ha llamado la atención es la innovadora (para la época) estructura narrativa que utiliza Ruggero Deodato, intercalando secuencias rodadas de modo convencional con otras de "metraje encontrado". De hecho, muchos citan a "Holocausto Caníbal" como el primer found footage, afirmación con la que no estoy del todo de acuerdo ya que, como digo, gran parte de la película está rodada de la manera habitual. Sea como sea, la narración funciona francamente bien y el director logra que nuestro interés vaya en aumento.
Sin duda lo más controvertido de "Holocausto Caníbal" es la tremenda visceralidad de que hace gala la obra. El grado de violencia explícita es muy alto, incluso para la época actual. El formato de rodaje, al introducir muchas imágenes de cámara en mano, logra una mayor implicación por parte del espectador que se ve irremediablemente en medio de una espiral de virulencia cada vez mayor. En este sentido, la película cumple con su objetivo de impactar y quedar grabada en nuestras retinas. Buscando el mayor realismo, Deodato introduce con descaro imágenes reales de animales salvajes sacadas de documentales. Se nota mucho, pero dentro de lo cutre que resulta no está del todo mal utilizado.

Harina de otro costal es el asesinato a sangre fría de unos cuantos animales por parte de los actores. El director no se corta a la hora de mostrar cómo se apuñala a una rata almizclera o se decapita a una tortuga gigante para desmembrarla posteriormente. Estas secuencias levantaron la ira de muchas asociaciones ecologistas en su momento, pero la falta de una legislación en contra del maltrato animal en Italia hizo que la cosa quedara en nada. Ni que decir tiene que las imágenes fueron censuradas en los montajes finales de muchos países, llegando a colocar a la película por méritos propios en la famosa lista de "Video Nasties" del Reino Unido. En mi opinión, estas secuencias sólo buscan la provocación gratuita y sin duda se las podrían haber ahorrado. Lamentablemente, no se trata de un ejemplo aislado a la hora de mostrar violencia contra animales, ya que unas cuantas producciones más de la época se aprovecharon de ese vacío legal para incluir este tipo de escenas execrables.
La otra gran controversia se basa en las supuestas muertes reales de los actores a manos de los indígenas. Pese a que el asunto quedó más que aclarado cuando Ruggero Deodato apareció en televisión acompañado del reparto al completo, actualmente todavía hay gente que duda sobre la veracidad de las imágenes. Viendo la película hoy día, esta polémica parece absurda.

Técnicamente la cinta resulta pobre y se nota el bajo presupuesto, pero los pocos efectos especiales que hay están muy bien hechos, en especial el del empalamiento, que ha quedado como una imagen icónica. La pegadiza música de Riz Ortolani no termina de empastar demasiado bien con las imágenes, aunque es cierto que aporta un extraño efecto hipnótico. Del reparto no hay mucho que decir, la mayoría de los actores que participaron en el film apenas tenían experiencia y, los que la tenían, nunca despuntaron en nada importante. Tal vez el caso más peculiar es el del protagonista Robert Kerman, procedente del cine porno y que terminó apareciendo en el Spiderman de Sam Raimi.

A pesar de los años transcurridos desde su estreno, lo cierto es que la película sigue teniendo un alto grado de impacto. Aunque el comportamiento de los personajes resulta totalmente injustificado, lo salvaje de sus actos sigue dando muy mal rollo. Eso sí, no sé si el supuesto mensaje de "el hombre civilizado es el auténtico salvaje" queda bien expuesto, ya que a veces es demasiado evidente pero en otras ocasiones resulta casi surrealista.
Apartando el tema del maltrato animal, "Holocausto Caníbal" sigue impresionado por su crudeza. En algunos aspectos puede haber quedado anticuada, pero si hoy día sigue funcionando, entiendo que en su momento el efecto que causó tuvo que ser brutal. Si queda alguien que no la haya visto, y tiene el estómago curtido, recomiendo el visionado de la versión que no incluye las desagradables muertes de animales, aunque sea para entender el gran impacto de este tipo de películas.

Mi nota: 6


7 de noviembre de 2015

SPECTRE (Sam Mendes, 2015)

Últimamente estamos asistiendo a una especie de revival del cine de espías en muchas de sus vertientes. En este mismo blog hemos podido analizar películas como Kingsman, Misión Imposible: Nación Secreta, u Operación U.N.C.L.E., todas ellas producidas en este 2015. Pero también han poblado la cartelera otras cintas como la española Anacleto: Agente secreto, la comedia Espías o la todavía por estrenar El puente de los espías. A esta avalancha de títulos hay que sumar la nueva entrega del agente secreto más famoso de todos los tiempos, James Bond, que regresa con esta Spectre.

Lo primero que hay que decir es que "Spectre" comienza de manera espectacular, con un plano secuencia rodado en México en plena celebración del día de los muertos. Tras este memorable arranque llegan los clásicos títulos de crédito con la canción de turno (esta vez a cargo de Sam Smith), y a partir de aquí podríamos decir que la película cumple con casi todos los estándares de la saga Bond incorporando todos los elementos más conocidos.
Tal vez las mayores diferencias con anteriores películas de la saga sean dos. Primero, una notable ausencia de sentido del humor. Aquí he de confesar que no he visto Skyfall (2012), pero sí que leí que el tono que imprimía Sam Mendes era mucho más serio de lo habitual. En "Spectre" también se busca la solemnidad y se relega el humor a momentos muy puntuales, siendo además unos chascarrillos muy obvios y poco trabajados. En este sentido, la película se hace mucho menos entretenida que las citadas "Misión Imposible: Nación secreta" y "Operación U.N.C.L.E.". Entiendo que Mendes le quiera dar nuevos aires a la franquicia buscando una mayor seriedad, pero no estoy seguro de que al personaje creado por Ian Fleming le siente bien la falta de humor.
El otro elemento diferenciador podría ser el villano. Aquí se nos introduce a un personaje misterioso que trabaja en las sombras y que aparenta tener una entidad mucho mayor de lo acostumbrado. La presentación de este villano está bastante lograda, e incluso se le vislumbran muchas semejanzas con el Adrian Veidt de Watchmen, pero según avanza la película vemos como su relevancia se va desinflando hasta quedar retratado como otro megalómano desequilibrado random. Es este uno de los mayores fracasos de "Spectre", ya que se desaprovechan totalmente unos magníficos mimbres para habernos regalado un villano memorable.

El ritmo de la película es bastante bueno, y aunque hay algún que otro valle lo cierto es que no nos aburrimos a pesar de los más de 140 minutos de metraje. Por cierto que, aunque la trama se puede seguir sin necesidad de haber visto las películas anteriores, se hacen unas cuantas referencias a hechos ocurridos en ellas y que pueden ser considerados como spoilers. Las escenas de acción están bien resueltas aunque no resultan tan impactantes como las que ofrecía la película de Tom Cruise. Dos de los aspectos más destacados son la fotografía (como es de rigor, nuestro agente favorito visita un puñado de espectaculares rincones desperdigados por el mundo) y el sensacional score creado por Thomas Newman.

El numeroso reparto está encabezado por el impertérrito Daniel Craig (lo siento, pero no me convence como Bond) y el poco aprovechado Christoph Waltz. Junto a ellos, la guapa Léa Seydoux, cuya química con Daniel Craig tampoco me parece muy lograda, Ralph Fiennes (que está muy viejo pero tiene una gran presencia), un sorprendente Dave Bautista (luchador de wrestling al que pudimos ver en Guardianes de la galaxia (2014)), y una Monica Bellucci que apenas tiene una presencia testimonial.

No soy un gran seguidor de la saga de James Bond, pero reconozco que debe ser muy complicado reinventarse continuamente a la vez que se respetan los signos característicos de un personaje tan arraigado en la cultura popular. Para mí, el mérito de "Spectre" radica en seguir resultando lo suficientemente atractiva para el público general como para no aburrir, y eso lo consigue gracias a la buena labor de Sam Mendes. Sin embargo, creo que se queda un par de puntos por debajo de "Misión Imposible: Nación Secreta" que resultaba mucho más redonda.

Mi nota: 6




6 de noviembre de 2015

SOUTHERN BASTARDS vol. 1 (Jason Aaron, Jason Latour - Image)


Southern Bastards es una serie original creada por el guionista Jason Aaron y el dibujante Jason Latour para el sello Image, y que parece que será publicada proximamente en nuestro país.
La trama de este primer volúmen sigue a Earl Tubb, un hombre mayor que regresa a Craw County, su pueblo natal, después de 40 años sin pisarlo para poner en venta la vieja casa donde creció. Pese a las décadas transcurridas, Earl no pasará desapercibido y finalmente se verá arrastrado irremisiblemente por la aparición de antiguos fantasmas y por la violenta decadencia que impera en el lugar.
La vida en Craw County gira alrededor de su equipo de fútbol americano y su entrenador, que parece ser una especie de dios en el pueblo. Sus habitantes son gente cuya manera de hablar denota su poca cultura y su pobreza. El contrapunto es el personaje de Earl Tubb, un hombre que huyó de ese entorno y que intenta siempre hacer lo correcto sin pensar demasiado en las consecuencias. Así pues, el conflicto está servido.


Tanto Aaron como Latour son originarios de poblaciones de ese profundo sur americano, y por lo tanto conocen perfectamente ese ambiente tan rural, analfabeto y salvaje en el que poca gente es bienvenida. La crudeza y el realismo son la nota imperante en todo este arco argumental, con una creciente espiral de tensión y virulencia que sabemos que no puede acabar bien. El tono es una mezcla de novela negra y drama rural que funciona sorprendentemente bien. Sólo hay un hecho un tanto "fantástico" que puede romper con la credibilidad de la historia pero que en mi opinión resulta altamente gozoso por su significado.

El arte sucio y feísta de Jason Latour, que en cierta medida me recuerda al estilo de dibujo de Jeff Lemire, le da al cómic la estética perfecta y consigue trasladarnos a esos lugares del hondo sur de los Estados Unidos. Mención especial para esas páginas diseñadas en forma de una gran cuadrícula de viñetas sin texto en la que las imágenes hablan por sí solas para dejarnos con el corazón en un puño.


"Southern Bastards" se está ganando por derecho propio un gran prestigio en la industria y poco a poco se está convirtiendo en una de las series más destacadas del panorama actual. Yo no puedo más que estar de acuerdo con esta corriente ya que confluyen una serie de elementos que logran un conjunto casi perfecto. "Southern Bastards" habla de las raíces de las personas, de tomar decisiones y afrontar sus consecuencias, y de cómo podemos toparnos con lo más descarnado y cruel de nuestra naturaleza. Además, pocos desenlaces hay más perfectos que el final de este volúmen, ya que consigue sorprendernos y preocuparnos por la repercusión de lo que nos sugiere la última viñeta. Así que, si tenéis ocasión de leer este cómic, no lo dudéis.

Mi nota: 9