Buscar en este blog

Social

28 de julio de 2015

MURDERVILLE (Vicente Cifuentes - Aleta)


Víctor y Sara deciden viajar un fin de semana a un pueblo apartado, con la intención de dejar atrás el estrés laboral que está afectando a su vida en pareja. Pero el pueblo resultará ser un lugar poco propicio para relajarse...

Murderville es la última creación del dibujante y guionista Vicente Cifuentes, artista con amplio bagaje tanto en Europa como en los USA. En esta ocasión, Cifuentes nos presenta una obra totalmente personal en la que ha trabajado en sus pocos ratos libres, y que ha sido financiada a través de Verkami, una popular plataforma de crowfunding.


Estamos ante una obra de terror que nos remite a historias clásicas, con pueblos abandonados y brujas acechantes. También tiene un alto componente psicológico representado en el difícil momento personal del personaje protagonista, y el agobio que sufre, tan propio de nuestros días, está muy bien planteado para que el lector se identifique con él desde el primer momento. El guión es muy cinematográfico, y la historia es lineal y poco complicada, lo que convierte a "Murderville" en una obra de fácil lectura.
En cuanto al dibujo podemos decir que Vicente Cifuentes cumple con creces, y consigue algunas viñetas espectaculares gracias a buenos ángulos de cámara y efectos de iluminación. Por contra, tengo que decir que el color no me termina de convencer ya que lo encuentro excesivamente apagado.


Si bien "Murderville" no inventa nada nuevo, la obra está lo suficientemente bien desarrollada para que merezca la pena su lectura. Además, se lee en un santiamén y te deja con ese buen regusto que tienen las historias de terror clásico.  La edición de Aleta en tapa dura o cartoné presenta un aspecto inmejorable aunque tiene un pequeño defecto que se debería haber cuidado algo más, y es que hay un puñado de erratas ortográficas en el texto imperdonables a estas alturas. Pese a ello, la relación calidad/precio es muy atractiva para el lector. La edición se completa con una espectacular galería de ilustraciones a cargo de amigos del autor, y notas sobre el proceso de creación.

Mi nota: 6

26 de julio de 2015

MEGAN IS MISSING (Michael Goi, 2011)

Megan y Amy son amigas íntimas. Hablan constantemente, ya sea en persona o a través de un videochat. Un día, Megan conoce en el chat a un chico y decide quedar con él. A partir de ese momento Megan desaparece sin dejar rastro.

Megan is missing es un found footage o mockumentary que nos cuenta una historia aparentemente basada en hechos reales. Parece ser que Michael Goi se basó en siete casos auténticos que conoció gracias a colegas de series televisivas policíacas con los que trabajó. Con ello, el director creó el guión de esta película.

La cinta está claramente dividida en dos partes. Durante la primera hora nos metemos de lleno en el día a día de las dos adolescentes, que a pesar de ser totalmente opuestas tienen una relación estrechísima. Megan es la típica chica popular, que tiene gran cantidad de amigas y triunfa entre los chicos. Amy, en cambio, es una muchacha tímida y apocada a la que le cuesta sociabilizar. Entiendo que toda esta parte le pueda resultar aburrida a mucha gente, y más tratándose de un film de terror, pero en mi opinión sirve para crear un marco de realidad alrededor de las jóvenes y la película lo consigue de manera bastante creíble. Es en los últimos 25 minutos cuando la cinta pega un cambio brusco y nos golpea brutalmente mostrándonos qué les pasó a las dos chicas. Sin ser demasiado explícito ni gore, este último acto resulta escalofriante y aterrador por el tremendo contraste con lo que hemos visto hasta ese momento. Lo que en la primera hora era un retrato crítico de la adolescencia con imágenes coloristas, se vuelve en el tramo final siniestro, oscuro y desesperanzador. Y eso es lo que hace que la película funcione.

Ayudan mucho las interpretaciones de las dos protagonistas, Rachel Quinn y Amber Perkins, que consiguen dar gran credibilidad a sus papeles mostrando gran desparpajo y carisma para tratarse de actrices tan jóvenes y casi noveles. De hecho, me llama poderosamente la atención que tras este trabajo ninguna de las dos haya hecho nada más aparte de un par de capítulos televisivos. Casi lo mismo se puede decir del director, aunque sigue ligado al cine y la televisión en labores de técnico de cámara y fotografía.

En definitiva, creo que se trata de una película altamente recomendable dentro del género "cámara en mano". Eso sí, toda la parte final puede resultar bastante perturbadora a personas poco acostumbradas a este tipo de películas. Y recomiendo que no busquéis mucha información antes de verla, pues en muchas webs de reviews están colgadas las imágenes más impactantes, dando lugar a un gigantesco spoiler.

Mi nota: 6,5


21 de julio de 2015

STRANGE NATION (Paul Allor, Juan Romera - Monkeybrain Comics)


El pequeño sello independiente Monkeybrain Comics nos trae un comic bastante peculiar. La historia gira en torno a Norma Park, una periodista caída en desgracia que trabaja para una revista sobre fenómenos extraños llamada Strange Nation.
La premisa es original, y el cómic ya desde sus primeras viñetas se deja de tontunas y va al grano dando buena muestra de sus intenciones. Muchos temas prototípicos del mundo de las leyendas urbanas se dan cita aquí. Conspiraciones, bigfoots, ovnis, sectas, extraterrestres y hasta el mismísimo Elvis aparecen por las páginas de esta divertida obra, siempre con un tono ligero.


El excéntrico desarrollo de "Strange Nation" cuenta con un ritmo vertiginoso en el que constantemente están pasando cosas. Sin embargo, esto no es obstáculo para que el guionista defina bien a su personaje protagonista. De hecho, a pesar de lo delirante de la historia, los problemas personales de Norma Park adquieren bastante importancia y crean un curioso contraste con el tono general del cómic pero al mismo tiempo están perfectamente integrados.

El guión de Paul Allor puede resultar un tanto alocado pero sin duda es muy dinámico y, como decía antes, a veces introduce momentos de un tono algo melancólico que rompen el tono general pero sin resultar molestos. El arte de Juan Romera en el dibujo y el color, sin ser magistral, constituye el complemento perfecto y le da a la obra un aire pulp muy apropiado.


Strange Nation es una obra fresca y muy disfrutable a la que tal vez se le puede achacar su brevedad, ya que los 8 números que forman el primer arco apenas superan las 14 páginas de cómic propiamente dicho. Eso sí, cada número se acompaña de interesantes artículos sobre diferentes monstruos y su impacto en todo tipo de obras audiovisuales, además de galerías de imágenes. 
Por el momento, Strange Nation sólo está disponible en digital y en inglés a través de Comixology, (y baratito, a menos de 1 euro por número) pero creo que se lee muy fácil y rápido, así que aquí dejo constancia de mi recomendación.

Mi nota: 7

19 de julio de 2015

AMERICA'S MOST HAUNTED (Chris Randall, 2013)

Los dueños de una casa encantada llaman al reality "America's most haunted" para que acudan allí a investigar y expulsen a los espíritus. Los miembros del programa, acostumbrados a montar un falso espectáculo, se encontrarán con algo inesperado.

America's most haunted es una curiosa producción de bajo presupuesto (siendo generosos) que mezcla humor y terror para contarnos una historia mil veces vista aportando un tono más original de lo habitual. Poco se le puede pedir técnicamente a un producto tan barato, de tal modo que el aspecto de la película es de telefilm, los actores son muy limitados y los efectos especiales apenas están a la altura de los que se hacían hace medio siglo. Sin embargo, tanto el ritmo como el tono (casi de comedia) salvan a la película del desastre. Sin ser ninguna maravilla y pese a ser cero novedosa, la verdad es que la película está hecha con cierta gracia. Hay un par de personajes que me resultaron simpáticos, y también hay un par de sustos bien logrados a pesar de que la música discurre en muchas ocasiones en contra de la ambientación. Que nadie espere pasar mucho miedo con esta película, pero tampoco un aburrimiento total. Y es que su ligereza la hace muy llevadera, y en ningún momento se hace larga.

El reparto está formado por caras totalmente desconocidas, probablemente la mayoría sea medio amateur, salvando al veteranísimo James Karen, uno de esos currantes del cine que ha trabajado en mil producciones diferentes y que sigue en activo pese a tener ya más de 90 añitos. El director Chris Randall se estrena con esta cinta, y no tiene pinta de que vaya a hacer mucha carrera, ya que aparte de "America´s most haunted" tan sólo tiene acreditado en IMDb un cortometraje del año 2005.

Lo dicho, estamos ante un trabajo muy discreto pero si nos olvidamos de las limitaciones técnicas podemos sacarle cierto provecho. Al menos no me parece una pérdida de tiempo como mi anterior visionado The Cutting Edge.

Mi nota: 5

13 de julio de 2015

THE CUTTING ROOM (Warren Dudley, 2015)

Tres estudiantes realizan como trabajo de fin de curso un documental sobre el acoso escolar por internet. Sus pesquisas les llevan a investigar el caso de una chica desaparecida.

No tenía intención de escribir nada sobre esta "película", pero tras pensarlo unos minutos he decidido dejar esta nota a modo de aviso. Este engendro llamado The cutting room es lo peor que me echado a los ojos en los últimos años. Mira que soy aficionado a las películas de formato found footage, y que suelo ser más indulgente con ellas que con otras producciones, pero es que esto no hay oír donde agarrarlo. Todos los defectos achacable a las películas de cámara en mano, los tiene "The cutting room" multiplicados por diez. Me parece una proeza haberla visto hasta el final, cosa que espero que me agradezcáis de algún modo. No voy a gastar más palabras en un producto en el que lo único salvable es su carátula.

Leed el libro de Belén Esteban, compráos una mofeta como mascota o tragáos la filmografía entera de Steven Seagal. Sufriréis menos que con esta engañifa.

Mi nota: 0

11 de julio de 2015

TERMINATOR GENESIS (Alan Taylor, 2015)

Año 2029 . Los rebeldes humanos encabezados por John Connor están a un paso de derrotar a la máquinas. Previendo su derrota, Skynet envía a uno de sus Terminators al pasado para que cambie la historia y evite el triunfo humano.

Como podéis leer, la sinopsis es prácticamente la misma que la de la original Terminator (1984) que dio inicio a la franquicia. Y es que Terminator Génesis, sin ser exactamente un remake, vuelve sus ojos hacia la primera película para darle una nueva vuelta de tuerca. El primer tramo de la película es una repetición de la película fundacional, pero poco a poco se van añadiendo más elementos que enrevesan la trama y que sirven para convertir a "Terminator Génesis" en un puro homenaje a toda la saga.

Lo más destacable de la película es su propia autoconsciencia de ser un tributo que de alguna manera cierra el círculo, y para ello consigue integrar al mejor Arnold Schwarzenegger de los últimos años. Pese a su edad, el austríaco sigue siendo el alma de la fiesta, y en esta nueva entrega le da a su T-800 un tono autoparódico que, a estas alturas, es lo que corresponde. 
Está claro que si nos ponemos tiquismiquis, al guión se le puede sacar un buen puñado de incongruencias, pero si nos abstraemos de ellas y nos centramos en la diversión, la trama se sigue bien y la película se hace muy disfrutable.
No cabe duda de que los efectos especiales no están a la altura de muchas producciones de hoy día, incluso parecen inferiores a los que ofrecía Terminator 2: El juicio final (1991) hace casi 25 años. De hecho, el aspecto de la película en muchos momentos casi la emparenta con la serie B, y eso me hace preguntarme si el motivo es un presupuesto más ajustado de lo habitual, o si se ha buscado a drede esa "cutrez". Sea como sea, el ritmo trepidante de la película logra entretenernos de tal manera que los efectos digitales quedan en un segundo plano.

Como decía antes, Schwarzenegger se come la función con su carisma cada vez que aparece, haciendo buena la frase que repite su personaje: "viejo, pero no obsoleto". Junto a él, resulta refrescante la presencia de Emilia Clarke (mundialmente conocida por interpretar a Daenerys Targaryen en Juego de Tronos). Siendo muy diferente a la recordada Linda Hamilton, lo cierto es que Emilia Clarke resulta convincente como una Sarah Connor 2.0. En cambio, Jai Courtney no termina de cuajar como Kyle Reese, creo que su nivel interpretativo es bastante inferior al de sus compañeros. Muy desaprovechado queda J.K. Simmons (ganador del Oscar a mejor actor por Whiplash (2014)), en un rol muy secundario que podría haber hecho cualquier otro actor del planeta.

El director Alan Taylor (realizador de la irregular Thor: El mundo oscuro (2013)) consigue dotar a la película de un ritmo tremendo que logra atrapar al espectador y darle dos horas de diversión que no se hacen nada largas. "Terminator Genesis" es un más que correcto cierre a la franquicia (o tal vez un nuevo reinicio) con guiños a las películas anteriores y, aunque parezca lo contrario, resulta muy apta para esta época veraniega. ¡Viva "Chuache"!

Mi nota: 6,5

9 de julio de 2015

BLACK RIVER (Josh Simmons - Fantagraphics)


Esperanza y desesperanza. Estos son los dos baluartes que soportan esta tremenda obra que es Black River. Josh Simmons hereda el paisaje postapocalíptico que nos regaló Cormac McCarthy en la inconmensurable novela The Road (La Carretera) y lo torna si cabe en un lugar aún más árido, aún más oscuro, aún más inmisericorde.
Aquí da igual cómo el mundo se fue al garete, no se nos ofrece ninguna explicación ya que no es necesaria. Lo único importante es la supervivencia aunque sea por instinto. El guión se centra en un grupo de mujeres que, junto a dos perros y un hombre transitan por un mundo en descomposición que apenas es una parodia de lo que fue. Como sus protagonistas, nosotros avanzamos a trompicones en la lectura del cómic, observando el día a día del grupo sin tener referencias temporales hasta que el final nos aporta algo de claridad en ese sentido.


No es "Black River" una obra para todos los públicos. Primero por lo explícito de algunas imágenes. Segundo por todo lo contrario, lo que no se ve pero se intuye, que puede llegar a ser aún más duro. Y tercero por el tratamiento de la temática postapocalíptica, que aquí se aleja de los lugares comunes del género y abraza un mayor realismo en el que se obvia cualquier atisbo de humor y se ve aumentado el aspecto bárbaro y más primitivo de un ser humano adaptado a un decorado hostil.
Todo ello queda enfatizado por un dibujo sin color que aprovecha un portentoso uso del blanco y negro. Destacan sobremanera los sublimes cielos que pinta Simmons y que le dan a la obra la atmósfera perfecta y nos adentran en un mundo que parece irrecuperable. El estilo es un tanto cartoon y puede recordarnos al reciente Carroñero (Ricardo Vilbor & Vicente Montalbá), al que curiosamente se aproxima en más de un aspecto. Pese a la simpleza del diseño, cada personaje tiene rasgos característicos que le hacen reconocible y le dotan de entidad propia.


Estamos ante un gran cómic, que acaso puede adolecer de algún momento demasiado bizarro. Su narrativa puede parecer algo extraña, pero cuando pasamos la última página nos damos cuenta de que encaja a la perfección con la forma y el fondo de lo que se nos cuenta.
Ojo con esta obra porque su poso puede ser muy grande. Esperanza o desesperanza. ¿Por cuál te decantas?

Podéis encontrar Black River en formato físico o digital en la web de Fantagraphics o en Comixology.

Mi nota: 9


1 de julio de 2015

THE NIGHTMARE (Rodney Ascher, 2015)

Reconozco que me apasiona el mundo de lo paranormal. Desde niño me he sentido atraído por estos temas "rarunos" e incluso he llegado a documentarme bastante acerca de algunas historias de difícil explicación. Sin embargo, soy de esas personas de "si no lo veo no lo creo", y pese a la fascinación que me producen estos temas, nunca me ha pasado nada fuera de lo normal. Animado por opiniones previas de gente que decía que The Nightmare era una experiencia genuinamente terrorífica, me decidí a echarle un ojo a este documental que prometía darle una vuelta de tuerca a los casos de "visitantes de dormitorio".

Lo primero que he de decir es que el documental no da miedo. Cierto es que yo estoy acostumbrado a ver todo tipo de películas de terror y soy poco impresionable, pero creo que cualquier persona puede verlo sin temor a pasar la noche en vela. El director basa la estructura del documental en entrevistar a ocho personas que sufren trastornos de parálisis del sueño. En esencia, esto es que cuando se quedan dormidos llega un momento en que parecen despertar pero no son capaces de moverse. Además, en esa fase empiezan a tener visiones generalmente de seres oscuros que se cuelan en su habitación. Lo cierto es que este trastorno es mucho más común de lo que pueda parecer, y no imagino el terror que tiene que sentir alguien que lo sufra. Las entrevistas se complementan con recreaciones de cada testimonio rodadas por actores y metiendo efectos especiales (no muchos) para ilustrarlos.
El problema con "The Nightmare" es el tratamiento que se hace del tema. Este trastorno parece ser bien conocido por la ciencia y tener una explicación racional, hecho que el documental deja bastante de lado y que ya nos da una idea del poco rigor que exhibe. Aparte de esto, las personas entrevistadas dan la sensación de ser demasiado peculiares y, para mí, su credibilidad es dudosa (sobre todo en los que más ahonda el director). Para rematar, las recreaciones no están demasiado trabajadas, y cuando hemos visto la primera el resto se hacen repetitivas y, por qué no decirlo, un tanto cutres.

El director es Rodney Ascher, autor también del controvertido documental Room 237 (2012) que trata sobre El Resplandor de Kubrick y que espero ver y reseñar pronto. Parece que Ascher decidió rodar "The Nightmare" porque él mismo sufre el trastorno de parálisis del sueño, pero es una pena que conociendo tan bien este asunto lo haya desaprovechado tanto.

Aunque el tema que trata es interesante de por sí, la película me ha defraudado sobremanera. Puede que la gente que sufra este trastorno encuentre este documental mucho más atractivo que yo, pero creo que cinematográficamente está muy por debajo de la media, y como documental queda cojo por todos lados y me parece más apropiado para ser emitido en algún canal de televisión tipo Discovery Channel. Me da pena, porque la idea daba para mucho más, pero el resultado es mediocre.

Mi nota: 3