Buscar en este blog

Social

28 de abril de 2015

LA FIESTA DE DESPEDIDA (Tal Granit / Sharon Maymon, 2014)

Un grupo de amigos de avanzada edad que viven en un asilo, deciden crear un aparato de eutanasia para ayudar a uno de ellos que se encuentra en estado terminal. Cuando otros ancianos del asilo se enteran de ello, la máquina empezará a estar muy solicitada.

La fiesta de despedida es un original film que nos llega desde Israel, y que toca temas muy delicados de nuestra sociedad como el derecho a una muerta digna, o el debate de hasta cuándo podemos valernos por nosotros mismos. No es la primera vez que el cine ahonda en estos asuntos, pero la novedad que aporta "La fiesta de despedida" es que lo hace con un marcado tono humorístico que hace mucho más llevadero el tema para el espectador.

Sorprende ver que la visión que arroja esta película israelí sobre la muerte es muy parecida a la que tenemos en Occidente. De hecho, por el tono de la película parece que estemos viendo una producción escandinava o incluso francesa. Además, la generalización del formato digital hace que el aspecto visual de las películas haya alcanzado un cierto grado de estandarización, consiguiendo que cinematografías tan lejanas para nosotros como la israelí apenas se diferencie visualmente de las de cualquier país europeo.

El grupo de veteranos actores está muy bien elegido, todos hacen su papel con sobriedad y saben reirse de sí mismos y de su edad. Resulta refrescante ver a gente tan mayor afrontando una historia tan dura con un sentido del humor envidiable, incluso con algún momento de un humor negro bastante ácido que se agradece. Sin embargo, y pese a que se está vendiendo como una comedia, hay que decir que estamos ante un drama con todas las letras. Es verdad que la película tiene más humor que otras producciones similares, pero al final queda un poso dramático profundo. Me gusta que el director no busque la lágrima fácil, aunque los espectadores más sensiblones acabarán irremediablemente con los ojos acuosos.

En definitiva, tenemos un drama sobre cómo afrontar los últimos momentos de la vida que sabe quitar hierro a temas tan trascendentales y que tampoco busca la típica moralina fácil. No soy muy de dramas de este tipo, pero "La fiesta de despedida" me ha parecido simpática a la par que recomendable.

Mi nota: 6,5

26 de abril de 2015

LA MECÁNICA DEL CORAZÓN (Stepháne Berla / Mathias Malzieu, 2014)

Jack nace en una noche gélida, y para conseguir que sobreviva se le sustituye el corazón por un reloj de cuco. A partir de ese momento, Jack deberá seguir 3 reglas: no tocar las manecillas del reloj, controlar sus emociones y, sobre todo, nunca enamorarse.

Pequeño film franco-belga de animación musical, basado en el cuento del mismo nombre del escritor Mathias Malzieu (también codirector de la película). Tenemos un producto en el que, en mi opinión, destacan por igual sus virtudes y sus defectos. En la primera mitad encontramos lo mejor de la película, con una buena presentación de personajes en su arranque y un planteamiento de la trama interesante. En la segunda mitad todo se vuelve más mediocre, y se introducen elementos y personajes intrascendentes (que alguien me explique lo de Jack el destripador) que tienen como única misión alargar el metraje para que tenga una duración de largometraje (todo el tramo que transcurre en Andalucía se hace eterno).
La animación es correcta para tratarse de un producto europeo, y poco tiene que envidiar a superproducciones americanas. El diseño de los personajes y decorados está muy logrado, siendo claramente deudores de las creaciones de Tim Burton. La imaginería visual que alcanzan algunos momentos, sobre todo durante los números musicales, es magnífica y sirve para ahondar en la poesía que desprende el cuento. Sin embargo volvemos a tener una de cal y una de arena, ya que las canciones creadas por el grupo Dionysos (del que el propie Malzieu es miembro) no terminan de cuajar, y para mí no empastan bien con las imágenes, lo cual unido a la falta de expresividad de los personajes en muchos momentos, hace que al espectador le cueste meterse en la película. Al menos, a mí me pasó.

Pese a sus evidentes virtudes, creo que La mecánica del corazón termina fracasando por ser demasiado adulta para el público infantil y demasiado inocente para el público adulto. Nunca es bueno quedarse a medias, y lamentablemente eso es lo que le pasa a esta película. Tal vez hubiera funcionado mejor como cortometraje, o incluso con otra banda sonora más adecuada. Aún así, le reconozco el mérito de un conmovedor desenlace muy diferente a lo que acostumbran las películas de animación.

Mi nota: 4

25 de abril de 2015

CIENCIA OSCURA vol. 1 (Rick Remender, Matteo Scalera - Norma Editorial)


Ciencia Oscura es un más de las numerosas series de calidad que la editorial Image está publicando en la actualidad. En esta ocasión, el ubicuo guionista Rick Remender nos trae una entretenida historia de ciencia-ficción que cuenta cómo un grupo de científicos ha logrado construir un artefacto milagroso de infinitas posibilidades. Pero en el momento de la verdad, el aparato se colapsa y a partir de ese momento el grupo comenzará a saltar a diferentes dimensiones o mundos paralelos donde habrán de intentar sobrevivir hasta que se produzca el siguiente salto.

Este primer volumen se lee en un santiamén debido a su trepidante ritmo. Remender nos mete en harina desde la primera viñeta, y va desarrollando la trama sin descanso. De vez en cuando se nos intercalan flashbacks que sirven para aclararnos el pasado de los personajes y ver cómo han llegado al momento actual. Los esfuerzos que realizan para mantenerse unidos y sobrevivir en ambientes totalmente impredecibles forman el corazón de la obra. Asistimos a continuos conflictos entre los miembros del grupo que enriquecen la trama y añaden tensión. La historia que se nos plantea parece una mera excusa para que guionista y dibujante den rienda suelta a su imaginación para crear mundos alternativos y seres imposibles, y hay que reconocer que este primer volumen está plagado de ello. Podemos establecer un cierto paralelismo entre Ciencia Oscura y la serie de televisión de culto Quantum Leap (en España conocida como A través del tiempo), en la que Scott Bakula viajaba por el tiempo y se metía en el cuerpo de otras personas para arreglar entuertos, siempre sin saber cuál sería su próximo destino.


El dibujo de Matteo Scalera tiene sin duda un estilo propio que le va como un guante a una historia con tanta acción. Aunque en muchas viñetas parece olvidarse de dibujar el fondo, Scalera nos deleita con unas cuantas ilustraciones tremendas de un buen tamaño donde arroja toda su imaginación. Y desde luego el artista demuestra que sabe cómo dibujar escenas de acción que funcionan perfectamente. El tratamiento de color que aporta Dean White también me parece digno de destacar, pues dota a la obra de una cierta cualidad pictórica y un curioso tono claroscuro que le añade un extra de personalidad al cómic.


La edición de Norma en formato rústica incluye los 6 primeros números de la colección y una galería de portadas alternativas y bocetos de Scalera. Una vez más, Norma acierta trayéndonos esta obra de ciencia-ficción y aventuras que, aunque no ofrezca muchas lecturas, sí que nos da una historia original y superentretenida que no aburre en ningún momento. Esperemos que el segundo volumen no tarde demasiado en llegarnos, y que mantenga el mismo nivel de diversión que éste.

Mi nota: 7

20 de abril de 2015

FELICES 140 (Gracia Querejeta, 2015)

Una mujer alquila una lujosa casa rural e invita a sus mejores amigos y familiares para celebrar que cumple 40 años. Una vez allí, les confesará a todos que ha ganado 140 millones de euros en la lotería.

La escasez de películas llamativas actualmente en cartelera, unida a las "malas compañías" (os quiero, cuñaos!), está haciendo que últimamente vea mucho más cine español de lo que recomiendan los mejores médicos. Felices 140, última película de la directora Gracia Querejeta, es un drama con pequeños toques de intriga que pone sobre la mesa una situación comprometida, de esas que te plantean elecciones de difícil resolución.

La trama es lo más potente de la película pese a obviar en gran medida el componente de thriller que se le podía haber dado. La historia hurga en las distintas personalidades de todos los personajes y, pese a que puede ser difícil identificarse con alguno de ellos debido a que son bastante prototípicos, se hace partícipe al espectador poniéndole en la tesitura de "qué harías tú?". Sin llegar a las situaciones de exagerado mal rollo que podemos ver en la serie Black Mirror, lo cierto es que el dilema que se propone es bastante delicado y, una vez más, deja en evidencia al ser humano. La trama es original y nos da un giro inesperado a mitad de metraje, aunque el desenlace carece de impacto y resulta algo frío.

Técnicamente no se puede poner ningún pero, la verdad es que la película aprovecha muy bien el formato digital. Tal vez podemos decir que la directora ha sacado poco provecho de los espectaculares exteriores que se nos muestran con cuentagotas. Casi toda la película transcurre en interiores.

Estamos ante una película de actores, con un reparto coral bastante importante. Maribel Verdú es la protagonista principal y la actriz más destacada de la función. Acompañando, tenemos a gente como Eduard Fernández, Antonio de la Torre, Marian Alvarez o Alex O'Dogherty entre otros. El nivel es bastante bueno aunque ninguno destaca sobre los demás.

Película correcta con una premisa interesante y original, que sin ser el peliculón del siglo cumple su función con oficio.

Mi nota: 6

12 de abril de 2015

EXCISION (Richard Bates Jr., 2012)

Pauline es una joven inadaptada que vive con una familia desestructurada. Su madre es excesivamente controladora, su padre apenas tiene personalidad y su hermana pequeña está enferma. Todo esto, unido a su dejado aspecto, contribuye a que la personalidad de Pauline se salga de lo normal.

Poco más puedo contar en la sinopsis sin revelar cosas importantes. Lo cierto es que Excision, aunque se la suele catalogar como película de terror, es más un drama que nos cuenta cómo ve el mundo una adolescente desilusionada, incomprendida y trastornada. Sus padres no la entienden, en el instituto no tiene amigos/amigas, y su hermana, que es la única persona a la que se siente unida, sufre una enfermedad pulmonar que se va agravando día a día. En este entorno, las cosas no son fáciles para Pauline y, para colmo, la visión que tiene de la realidad está fuertemente distorsionada.

Tenemos una película interesante, que nos golpea desde la primera secuencia con imágenes perturbadoras que van salpicando el metraje. Todas estas secuencias son bastante gráficas y están repletas de líquido rojo, pero no son más que una metáfora de la dualidad que mora en la protagonista. Aparte de estos momentos oníricos, durante la película encontramos otros elementos que pueden resultar altamente desagradables para estómagos poco curtidos, siendo el propio aspecto del personaje principal, unido a su comportamiento, uno de ellos y que está omnipresente durante toda la película.
Sin embargo, como decía más arriba, estamos ante un drama bien contado y que sabe transmitir una sensación de tristeza mezclada con angustia para conseguir momentos cuasi surrealistas. Esa es la mejor baza de una película que no se hace pesada en ningún momento, a lo que también ayuda su corto metraje (apenas hora y veinte minutos). El problema que tiene Excision es que te pone delante un personaje con el que puedes llegar a identificarte por momentos, pero que tiene un componente desagradable muy elevado y un comportamiento que raya en la psicopatía, y eso hace que el espectador ponga distancia con el personaje y, por añadidura, con la propia película.

Pese a ello, la interpretación de AnnaLynne McCord (actriz forjada en series de TV) es monumental, llevando todo el peso de la función sobre sus hombros. La increíble transformación física de la actriz (buscad fotos de ella en la vida real) unida a la manera de transmitir su personalidad trastornada conforman una actuación más que remarcable. En el curioso reparto encontramos a rostros que frecuentan las series de televisión como Roger Bart Ariel Winter (una de las niñas de Modern Family) junto a gente veterana tan dispar como la ex-actriz porno Traci Lords en el papel de la madre y los cameos de Malcom McDowellJohn Waters, Marlee Matlin y Ray Wise.
El director Richard Bates Jr. firma con este film su primer trabajo como realizador, sin duda una interesante carta de presentación.

Según se mire, Excision puede ser una metáfora algo exagerada (o no) de la sexualidad en la adolescencia o bien un cuento macabro sobre una psicópata. O tal vez ambas cosas. No puedo recomendarla a paladares sensibles, pero sin duda es un producto interesante.

Mi nota: 6

8 de abril de 2015

CITIZENFOUR (Laura Poitras, 2014)

"Citizenfour" es un documental que se adentra en el turbio caso de Edward Snowden, convirtiéndole de hecho en el protagonista de la película. Entiendo la importancia que puede tener este documental por la relevancia que tiene que el propio Snowden destape datos secretos en primera persona, y desde luego no está de más que la gente conozca estos hechos.

Sin embargo, la cinta adolece de dos problemas principales. El primero es que, a mi juicio, las revelaciones tan trascendentales que se nos prometen no dejan de ser algo ya conocido o intuído por cualquier persona mínimamente curiosa. A lo mejor es que yo soy demasiado desconfiado, pero creo que mucha gente es consciente de que la globalidad que estamos alcanzando gracias a la tecnología tiene un precio a pagar: la pérdida de privacidad. Por este motivo, creo que el tema principal de este documental pierde mucho impacto respecto a como se nos vende.
Y el segundo es que nos hemos acostumbrado a ver en el cine documentales primorosamente trabajados, con una estructura de thriller cuidadosamente medida y con un perfecto acabado técnico. En "Citizenfour" apenas tenemos nada de eso. Todo se basa en mostrarnos dónde se refugiaba Snowden y en la entrevista que le realiza el periodista Glenn Greenwald, lo cual evidentemente tiene una gran relevancia informativa pero carece de interés cinematográfico. Esto lo convierte en un producto que resultará inevitablemente aburrido a cualquier espectador que no esté interesado en el tema Wikileaks. No niego que este tipo de documentales necesite la máxima difusión, pero creo que el terreno más propicio para ellos se encuentra en la televisión y no en la pantalla grande.

Queda claro que la película constituye un gran documento periodístico y que algunas de las cosas que se nos cuentan pueden llegar a impactar a ciertas personas, pero como producto cinematográfico se me queda corto en casi todos los sentidos. Lo cual me lleva a cuestionar los motivos por los que "Citizenfour" ganó el Oscar a mejor película documental de 2014. Lo recomiendo sólo a quien tenga curiosidad por el tema.

Mi nota: 4

6 de abril de 2015

EL AÑO MÁS VIOLENTO (J.C. Chandor, 2014)

Nueva York, 1981. Un matrimonio regenta una empresa que se dedica a la venta de petróleo, e intentan colocarla en la cima del sector. Pero la gran competencia, unida a la alta tasa de criminalidad imperante, les pondrán en una situación delicada. 

La verdad es que no tengo demasiado que contar sobre "El año más violento". Estamos ante una película de ritmo lento que despierta cierto interés por ver hacia dónde tira la historia, pero que una vez concluida te deja con gesto de "¿esto es todo?". Estamos ante un thriller dramático cuyo visionado, si bien no aburre, no aporta mucho. Y es que la frialdad que exhibe el personaje protagonista se traslada al tono de la película y, por ende, al espectador.

La ambientación está bastante conseguida, la fotografía es muy destacable, el guión está bien construido y la dirección de J.C Chandor me parece más que correcta. Pero el problema es que la historia tiene muy poquito interés para el espectador. La trama tiende a hacernos creer que estamos ante una historia más de mafiosos, pero sin embargo lo que se nos ofrece es todo lo contrario, un hombre con fuertes convicciones para llegar a la cima respetando la legalidad en todo momento. En ese sentido se puede decir que la película es original, pero pierde mucha fuerza al decantarse siempre hacia soluciones pacíficas en lugar de remitirse a su engañoso título.

Oscar Isaac hace un buen papel aunque su personaje permite pocos registros, y película a película va asentándose y forjando una carrera interesante. Jessica Chastain cumple, aunque creo que podía haber dado algo más de sí. Y me gusta mucho la elegancia de Albert Brooks, que aporta una gran presencia a pesar de que también su personaje está algo desaprovechado.

Aprobado justito para una película que podía haber sido mucho más si hubiera contado algo más interesante, o si la trama se hubiese explorado desde un punto de vista menos contenido.

Mi nota: 5

4 de abril de 2015

CALVARY (John Michael McDonagh, 2014)

Noqueado tras pillarme con la guardia baja. Así es como me he quedado tras ver esta producción del año pasado que ha llegado recientemente a la cartelera española. Me niego a poner líneas de sinopsis porque cualquier cosa sería un pequeño spoiler y prefiero que veáis la película sin saber nada y que, como a mí, os sorprenda desde su primera secuencia.

"Calvary" es una mezcla de comedia negra y drama magníficamente ambientada en un pueblo irlandés que posee unos parajes arrebatadores. La primera escena de la película consigue meternos de cabeza en la historia presentándonos un pequeño misterio alrededor del cual girará la trama. Una trama que transita con ritmo calmado y desenfadado en su inicio, para ir poco a poco creciendo en intensidad y dramatismo. El padre James, magistralmente interpretado por Brendan Gleeson es el omnipresente motor de la historia, y a su alrededor vemos orbitar a una serie de peculiares personajes que componen una galería de lo más pintoresco. Todos estos personajes vienen a representar diferentes cualidades o personalidades del ser humano, y ofrecen al espectador distintos aspectos sobre los que meditar o identificarse.

En buena medida, la grandeza de "Calvary" reside en su pequeñez. Casi estamos ante una historia costumbrista en la que vemos cómo se desenvuelven todos los habitantes del pueblo en su rutina, pero resulta una delicia observarlo. Entiendo que puede ser fácil caer en el desinterés debido al ritmo lento de la película, pero si nos dejamos llevar por él, la recompensa es grande. Pese al tono aparentemente amable, el guión toca temas bastante delicados como la pederastia en el clero o la humanidad de un asesino, y somos testigos de cómo estos dilemas morales afectan al protagonista al mismo tiempo que a nosotros. Eso sí, la película no impone un criterio y deja que sea el espectador quien juzgue en todo momento. El impactante final nos remata, y el silencio de los primeros títulos de crédito resulta sobrecogedor.

Como digo, Brendan Gleeson da otra clase de interpretación como ya hiciera en Escondidos en Brujas (2008) o El Irlandés (2011), y parece que su enorme presencia sigue crece con cada nueva película. A su lado, vemos toda una pléyade de secundarios que están perfectos en sus papeles. Destacan Chris O'Dowd (famoso por la serie "The IT Crowd"), Kelly Reilly, Aidan Gillen (el Meñique de la serie Juego de Tronos) o el muy veterano M. Emmet Walsh.
El director de "Calvary" es John Michael McDonagh, que logra perfeccionar todo lo bueno que apuntaba su anterior película "El Irlandés" y consigue aquí un film absolutamente redondo.

No sé si me ha pillado desprevenido, pero desde luego no me esperaba este sublime peliculón. Por una vez, háganme caso y vayan a verla.

Mi nota: 9

1 de abril de 2015

NOWHERE MEN (Eric Stephenson, Nate Bellegarde - Norma Editorial)


Otro título de la reciente oleada de cómics de autor de gran calidad lanzados por Image Cómics, "Nowhere Men" es una obra de ciencia ficción con muchos detalles y matices que la convierten en algo especial.

El guionista Eric Stephenson nos plantea una historia trufada de pequeños detalles que nos van dando información sesgada sobre la trama principal. Al principio no sabemos muy bien por dónde van los tiros, pero poco a poco vamos completando un fascinante puzzle en el que cada pieza es una pequeña subtrama.
Lo mejor de la obra es el fascinante trasfondo que han creado los autores, en el que se nos presenta una realidad alternativa en la que la ciencia ha conseguido avances tecnológicos que han cambiado el mundo, dando como resultado una sociedad en la que los científicos son auténticos ídolos de masas conocidos en todo el planeta. No en vano el leit motiv de la obra es la frase "la ciencia es el nuevo rock and roll", y durante todo este primer arco vemos una clara analogía entre los cuatro científicos protagonistas y los Beatles. La locura que desatan estos científicos entre el público está claramente inspirada en el terremoto que supusieron los cuatro de Liverpool allá por los años sesenta.


La historia se nos cuenta de manera no lineal, y los continuos avances y retrocesos en el tiempo nos pueden confundir un poco al inicio de la obra, pero cuando ubicamos a todos los personajes vemos lo bien pensados que están esos saltos en el tiempo para que la trama se nos desvele poco a poco. El mimo que se ha puesto en crear todo este nuevo universo queda patente en todo este primer volumen, que está salpicado de páginas que recrean anuncios publicitarios de las distintas corporaciones científicas que se reparten el poder. La originalidad del diseño de estos logos y carteles es increíble, y parece directamente sacada de un auténtico estudio de publicidad. Además, también se intercalan numerosas páginas de revistas inventadas con artículos de opinión o entrevistas a distintos personajes que vemos en la obra. Todo esto, si bien pueden cortar el ritmo de lectura, sirve para enriquecer la historia y ofrecer un trasfondo de modo similar a como hizo Alan Moore en Watchmen.

El dibujo de Nate Bellegarde me encanta, pues logra dotar a todos los personajes de una gran expresividad y detalle, y recrea admirablemente el paso del tiempo en los rostros de todos ellos. Unido a un monumental trabajo en el color de Jordie Bellaire, en mi opinión estamos ante una de las obras más llamativas visualmente de la actualidad. Para rematar, todo el trabajo de carteles y logos publicitarios realizados por el estudio Fonografiks no merece menos de un sobresaliente.


Queda por ver cuál es el camino que toman los próximos números de "Nowhere Men", pero este primer volumen es una excepcional carta de presentación y deja la sensación de que el guión está perfectamente trabajado y medido. Ciencia ficción, conspiraciones, mutaciones, superpoderes y mucha intriga se mezclan en un cómic que es, ante todo, original. Muy recomendable.

Mi nota: 8,5