Buscar en este blog

Social

19 de noviembre de 2014

THE BABADOOK (Jennifer Kent, 2014)

Con muchas ganas he visionado esta película tras las buenas sensaciones que dejó en el pasado festival de Sitges. Lo que me he encontrado tiene poco que ver con lo que esperaba, aunque esto no conlleva que no me haya gustado. Más bien todo lo contrario. The Babadook nos cuenta el día a día de una mujer viuda que tiene que lidiar con un hijo problemático de 7 años que vive obsesionado con monstruos que le visitan en su habitación. Las historias que cuenta el niño, junto a algunos fenómenos raros, terminan calando en su madre de tal manera que comienza a darles credibilidad.

Podríamos decir que "The Babadook" profundiza en el terror psicológico buscando el subconsciente de los personajes. Toda la película está salpicada de imágenes oníricas que terminan configurando la trama como si fuera una pesadilla. Pesadilla de la que se hace muy partícipe al espectador. Al esperar una historia más convencional, es posible que el espectador medio quede decepcionado e incluso se sienta engañado. De hecho, cuando terminó yo mismo no sabía decidir si me había gustado o me había parecido una estafa. Pero cuando te paras a pensar detenidamente, terminas dándote cuenta de que ésta es una película notable.

***SPOILERS***
Hay detalles que se van dando durante la película que en un principio pueden escaparse (atentos a las películas que ve la protagonista, o la afirmación que hace de pasada en un momento concreto diciendo que anteriormente se dedicaba a escribir cosas para niños), pero hay otros muchos que dejan bien claro cuál es la verdadera naturaleza del "monstruo".
***FIN DE SPOILERS***

La película, si entras en ella, está cargada de un gran poder sugestivo. Precisamente la gran baza de "The Babadook" es su capacidad de crear inquietud en el espectador creando un ambiente opresivo que va creciendo en intensidad. El progresivo estrés de la madre y el hijo terminan calando en el espectador, ya sea por medio de imágenes perturbadoras o simplemente creando sugestión sin tener que mostrar nada. En algunos momentos puede recordarnos bastante a películas de terror asiático como la aterradora Dos hermanas (A tale of two sisters, 2003). Para descargar tanta opresión hay algunos momentos de humor negro bastante apreciables, sobre todo con algunas contestaciones del niño.

De nada serviría crear tal atmósfera si los personajes no fueran creíbles. Afortunadamente, tanto Essie Davis en el papel de la madre como Noah Wiseman en el papel del pequeño Samuel realizan un trabajo portentoso. Essie Davis consigue transmitir toda la angustia que le produce tener que tratar con un hijo tan problemático y tan necesitado de atención, y la transformación de su personaje resulta memorable. Sorprende también ver a Noah Wiseman bordando su papel pese a su corta edad. Por momentos consigue que tengamos ganas de abofetearle, pero en otros momentos el niño da auténtico miedo.

En resumen, podemos decir que "The Babadook" supone un prometedor debut en la dirección de la australiana Jennifer Kent, que desarrolla la misma idea que presentaba en su propio corto "Monster" (que podéis ver subtitulado aquí), y que es una sugerente muestra de que el horror puede venir de muchos lugares pero que al final siempre está dentro de nosotros. Inquieta y da miedo sin ser una película de sustos, y para quitar algo de seriedad al asunto (o no) creo que incluso puede ahuyentar a quien esté pensando tener un hijo!
"The Babadook" tiene previsto su estreno en España el 16 de enero de 2015. Yo de vosotros apuntaría la fecha, porque ver esta película en sala grande tiene que merecer muy mucho la pena.

Mi nota: 8

16 de noviembre de 2014

INTERSTELLAR (Christopher Nolan, 2014)

Aquellos que me conocen saben mi devoción por 2001, una odisea del espacio (lo evidencia el nombre del blog), a la que considero mi película favorita. Por eso, me temo que esta reseña será aún menos objetiva de lo habitual. Y es que ha dolido.

"Interstellar" sitúa la acción en un momento difícil para la humanidad. Extraños fenómenos naturales en forma de grandes tormentas de arena están enclaustrando a la gente en sus casas y, lo que es peor, arruinan las cosechas. Las esperanzas de supervivencia se basan oficialmente en crear enormes plantaciones de alimentos, pero la NASA trabaja en secreto en otros planes sabiendo que la humanidad se enfrenta a la extinción. Un agujero de gusano descubierto cerca de Saturno les da la oportunidad de alcanzar galaxias que están más allá de nuestro sistema solar, y el descubrimiento allí de varios planetas habitables constituye una posible tabla de salvación.

Christopher Nolan vuelve a intentar aunar cine comercial con conceptos poco afines al gran público, y aquí nos cuela temas de gravedad, relatividad, multidimensionalidad y agujeros de gusano. Pero que nadie tema, ya que toda esta parte científica está contada para que la entiendan hasta los más profanos en la materia. En este sentido, sin embargo, es mucho más recomendable aprender con la maravillosa serie "Cosmos", ya sea con su etapa original o con la versión actual que presenta Neil DeGrasse Tyson.
La película está dividida en tres segmentos diferenciados. El primero nos muestra la vida en la tierra y la situación que está viviendo la humanidad. Toda esta parte redunda en la vida familiar que lleva el personaje de Matthew McConaughey, y particularmente se me hizo larga y pesada. En la segunda parte asistimos a la aventura espacial propiamente dicha, con los protagonistas yendo en busca de los planetas habitables. Tal vez este tramo es donde la película coge más brío y engancha con más fuerza al espectador. A ello contribuyen alguna lograda escena de tensión, y la importancia de las decisiones a las que han de hacer frente los protagonistas. La paradoja temporal que diferencia el paso del tiempo para los habitantes de la tierra y para los astronautas está bien conseguida, y las consecuencias de ésto se muestran con corrección.
Pese a una pretenciosidad exagerada, y a unos agujeros de guión del tamaño del mismo Saturno, llegamos al desenlace con la esperanza de que el tramo final nos deje con buen sabor de boca. Pero Nolan opta por una conclusión absurda que echa por tierra cualquier expectativa que pudiéramos tener, aunque luego profundizaré en ello.

Mucho me temo que Nolan era muy consciente de que mucha gente que vea esta película no habrá visto "2001", así que no repararán en el sospechoso parecido de algunas secuencias y de muchos conceptos. Y se aprovecha de ello. La idea general de "Interstellar" ya toma algunas cosas de la película de Stanley Kubrick, y en su desarrollo encontramos grandes semejanzas: cambiemos el monolito por un agujero negro, cambiemos Júpiter por Saturno, pongamos un diseño de naves similar, pongamos un robot con forma de monolito, acompañemos con una música que recuerde al "Así habló Zaratustra" de Strauss, utilicemos la ausencia de sonido en el espacio exterior...y tendremos así múltiples "homenajes".

***SPOILERS***
Pero lo verdaderamente sangrante es comprobar cómo, tras la escena del acoplamiento fallido de Matt Damon (que recuerda poderosamente a otra secuencia de "2001"), Nolan fusila el famoso viaje de David Bowman al entrar en el monolito, y lo que el personaje de McConaughey encuentra en el interior del agujero de gusano es...¡una habitación! Creo que llamar a esto homenaje es un gran ejercicio de cinismo.
Lo que Kubrick, en esa parte final de "2001", contaba de un modo críptico pero elegante, Nolan lo revienta de una manera burda e irrisoria. Y además, se asegura de sobreexplicar su "gran paradoja" por si acaso el público más torpe no la ha entendido. Lamentable.
***FIN DE SPOILERS***

Para terminar, introducir un concepto como el amor a modo de factor decisivo en una película de este tipo es bastante arriesgado, y si no se hace de una manera muy controlada puede llegar al punto del ridículo. Y así es, ya que Nolan termina buscando la lágrima fácil del espectador y, aunque consigue algún momento emocionante durante la película, ésto se acaba tornando repetitivo y termina siendo risible. El desenlace de la película es casi un insulto para aquellos que buscamos una ciencia ficción seria, dando más concesiones de las tolerables para que el "gran público" quede satisfecho.
Sé que muchos podréis decir que también en el desenlace de "2001" había que hacer un salto de fe (al fin y al cabo estamos hablando de ciencia FICCIÓN), pero la propuesta de la película de Kubrick, gustara más o menos, terminaba ofreciendo un debate serio sobre el pasado y el futuro del ser humano de una manera metafórica y simbólica que nos invitaba a la reflexión. El mcguffin de "Interstellar" ni propone ni resiste una segunda lectura, y se queda en una pequeña tomadura de pelo que no ha sabido imitar a su referente.

Por poner una nota positiva, creo que tanto Matthew McConaughey como Anne Hathaway salen airosos con una más que correcta interpretación, y que la banda sonora de Hans Zimmer es bastante destacable aunque hay algún momento en que la música que propone no pega demasiado con lo que vemos. Técnicamente la película no desentona, y cuenta con unos efectos especiales dignos de la gran superproducción que es.

En fin, lo único que puedo hacer es instar a todo el mundo a ver o revisitar atentamente esa obra magna que es "2001" y dejar esta "Interstellar" para un ratillo en el que no tengáis nada mejor que hacer.

Mi nota: 3

12 de noviembre de 2014

THE SIGNAL/ EXISTS /CAMINANDO ENTRE LAS TUMBAS/ DRACULA UNTOLD


Aquí tenéis una tanda de minireseñas con mis últimos visionados, con un poco de todo. Que os aproveche.


THE SIGNAL (William Eubank, 2014)
Tres estudiantes universitarios siguen la pista de un hacker que se ha metido en sus ordenadores. La búsqueda les lleva hasta una casa desvencijada en mitad de ninguna parte. Allí les pasará algo muy extraño que cambiará su realidad. "The Signal" empieza muy bien. La historia te engancha en un principio mientras la trama avanza proponiendo muchas preguntas al espectador. De hecho, no sabemos bien qué está pasando, y menos aún cuando el protagonista despierta en una especie de laboratorio futurista sin saber cómo ha llegado hasta allí. La película podría englobarse dentro del género de la ciencia ficción, y cuenta con una magnífica factura visual pese al bajo presupuesto con que se rodó. De hecho hay momentos en que los efectos especiales superan a los de muchas superproducciones. Pero aunque la película engancha al principio, según avanza la película va perdiendo interés hasta llegar a un desenlace que es una ida de olla absoluta. Aún así, se le puede echar un ojo.

Mi nota: 4,5




EXISTS (Eduardo Sánchez, 2014)
Found footage sobre un grupo de jóvenes que acude a pasar unos días a una cabaña en el bosque (¿original, verdad?) y termina topándose con el famoso Bigfoot. La cinta funciona por momentos pero en conjunto resulta bastante olvidable. Lo bueno es que no se molesta en gastar tiempo para presentarnos a los personajes, va directa a la acción y tiene alguna secuencia de tensión bien lograda. Lo malo es que es bastante previsible, no innova en nada, y en muchas ocasiones se salta las normas básicas del found footage. Dirige Eduardo Sanchez, el creador de "El proyecto de la bruja de Blair" y uno de los grandes culpables de la estandarización del found footage.

Mi nota: 3




CAMINANDO ENTRE LAS TUMBAS (Scott Frank, 2014)
Entretenida película basada en la novela negra de Lawrence Block. Liam Neeson toma el papel de un detective retirado que termina aceptando el caso de una mujer que fue raptada y apareció asesinada poco después. Aunque es una historia muy típica y casi podemos intuir todo lo que está por pasar, lo cierto es que la película consigue entretener y mantener el interés gracias en gran medida al carisma de Neeson, al que el papel le sienta como un guante. Bastante correcta técnicamente y bien dirigida, se le puede achacar la gran previsibilidad de la trama y que el desenlace da alguna vuelta de tuerca que está de más. Se deja ver bastante a gusto.

Mi nota: 6




DRACULA, LA LEYENDA JAMÁS CONTADA (Gary Shore, 2014)
Poco interés me suscitaba a estas alturas una nueva revisión de la historia del chupasangre mas famoso. Pero al menos no se nos cuenta lo de siempre, pues esta película narra cómo Vlad Tepes termina convirtiéndose en vampiro. Se ha trastocado la imagen clásica de Drácula para convertirlo en el bueno de la película y darle una justificación a su "paso al lado oscuro". Sin pasar a cuestionar estas decisiones argumentales, tenemos una película más de aventuras que de terror, que se hace amena pero que no deja poso. Luke Evans no desentona como protagonista, aunque en mi opinión le falta algo de carisma. Los efectos especiales no están mal, aunque están lejos de los de una superproducción. Otra más para pasar el rato, sin más.

Mi nota: 5

9 de noviembre de 2014

PERDIDA (David Fincher, 2014)

La mañana de su quinto aniversario de bodas, Nick llega a su casa para encontrar que su mujer Amy ha desaparecido. En la casa hay pequeñas señales de violencia, lo que hace pensar que Amy ha sido raptada. La investigación sobre este caso destapará muchos trapos sucios e historias ocultas que nadie podría sospechar.

 "Perdida" es la adaptación a la gran pantalla del bestsellser de 2012 escrito por Gillian Flynn. No he leído la novela, pero si la película es fiel al texto, me parece un gran misterio que Fincher haya aceptado rodar la adaptación de una historia tan mala. El caso es que la película empieza bien, pero según avanza se van produciendo giros a cual más increíble dando la sensación de que no se sabe cómo cerrar la trama de manera convincente. Una trama, por cierto, totalmente digna de un telefilm. El desenlace me parece totalmente absurdo, ilógico y de difícil justificación. Los mejores momentos de la película vienen dados por la ácida crítica que se hace de los medios de comunicación. Todo lo que concierne a las apariciones del personaje de Affleck en televisión y el cambiante seguimiento que los mass media hacen del caso constituyen sin duda la parte más interesante del film.

Formalmente, Fincher no hace uso de demasiados aspavientos y se decanta por una realización sencilla. Se está alabando mucho el trabajo de Rosamund Pike, llegando mucha gente a considerarla favorita para ganar premios por su interpretación, pero personalmente me parece bastante sobreactuada y me llega a resultar poco creíble. En cuanto a Ben Affleck, nunca me ha parecido tan mal actor como está considerado, aunque está claro que no es un Al Pacino. Aquí hace lo mismo de siempre, ni mejor ni peor que en otras películas. Aparece como secundario el televisivo Neil Patrick Harris, cumpliendo sin más.

En fin, creo que si nos encontráramos esta película programada en televisión un domingo después de comer, nadie quedaría sorprendido.

Mi nota: 3